AMADO AKTON – Guardián de los Registros Akáshicos

Amigos:
Les ruego por favor leer este mensaje haciendo uso de toda vuestra facultad intuitiva y compasiva y sin prevenciones o miedos. Hay que prepararse y tomar las medidas pertinentes. ¡A eso vinimos! Más vale estar informados que tener que lamentar.

In Lakech… A Laken
Gloriah Janaya
________________
AMADO AKTON – Guardián de los Registros Akáshicos
A través de Sally Neilson

LIMPIEZA DE LA MADRE TIERRA…

¡FORO ABIERTO! Vol. 16, parte 35. Octubre 28 de 2007

Amados! Estoy con ustedes en espíritu y en luz y les traigo el mundo como no lo han visto antes. Les traigo esperanza y amor y la capacidad para comprender este mundo que abre nuevas ventanas para ustedes. Les traigo contento y paz y el gozo que viene con vuestro despertar a esta nueva plataforma de vida. Les traigo la habilidad para ver más allá de los escollos y saber que lo que ven no es más que un pequeño prodigio entre todo lo que aguarda por ustedes. Sí, puedo traerles todas estas cosas tanto a los que me escuchan como a aquellos que acuden semanalmente a este Foro Abierto.

Yo soy Akton y les he dado a nuestros amigos y compatriotas el día libre de modo que ustedes puedan ponerse al día, ya sea porque optan por no venir o porque no pueden participar del programa dominical impartido por mí en este Foro - Akton Sunday - cuando hablo a todos los que desean escucharme a partir de una base continua.
Yo sé que muchos de ustedes no pueden hacer el viaje hasta Santa Fe y eso me entristece, pero permítanme hablarles hoy y exponerles solo un poco del mañana que vendrá pronto.
Cuando hablo los domingos, usualmente respondo preguntas de importancia para aquellos que vienen a escuchar. Respondo preguntas de importancia para ellos y les ayudo a recorrer el camino. Les he dado información para ayudarles a tomar decisiones y a incrementar su conocimiento sobre su ser interno.
Hoy, hablaremos sobre algunos de los cambios terrestres los cuales estoy seguro que todos y cada uno de ustedes están experimentando minuto a minuto. Los medios les han mantenido bien informados sobre los incendios que vienen tomando lugar en la parte sur oriental del país pero estos son solo el comienzo.
Ya les hemos hablado sobre los fuegos a extenderse en todo el mundo. Hemos hablado sobre el agua que inundará la mayoría de las masas de islas y sobre los remolinos de viento que generarán desastres naturales nunca antes vistos.

Hoy, necesitamos expresar algunas reflexiones sobre el mar y el cielo y cómo interactúan entre sí para producirles este fenómeno. El mar es solo un espejo del cielo. Cuando las nubes se precipitan hasta el agua, ésta cambia de color y el aire se torna más frío. Cuando los vientos soplan cruzando el cielo, el agua se torna más oscura y las ondas se levantan por sí mismas dentro de una masa de energía en forma de espiral trayendo devastación a cualquier cosa o persona en el camino.

Cuando los vientos soplan sobre las planicies de esta sección de la tierra que no está abierta al mar, entonces, la tierra se arremolina y produce el mismo tipo de devastación ocasionado por el mar de las costas.
De esta forma la Tierra va cambiando y se va limpiando de la negatividad encontrada en las profundidades del planeta. Estos cambios son necesarios y suceden con gran frecuencia.
Justo como el magma que se arremolina debajo de la tierra aflorando a la superficie mediante la erupción de los volcanes que circundan la Tierra, así lo hace el agua que emerge y limpia la tierra que ustedes pisan.
Ustedes, como semillas estelares, están aquí para observar estos cambios, pero esto, por supuesto, ya lo saben. Ya les hemos hablado muchas veces sobre los cambios por venir y la forma cómo habrán de manifestarse.
Sin embargo, ¿están concientes de los cambios experimentados por su cuerpo y mente, siendo ustedes parte de los cambios terrestres? ¿Están concientes de su capacidad para caminar sobre las brasas después de un incendio o de poder cruzar el océano a nado después de una tormenta? ¿Entienden que son parte de la Tierra y que cada parte de vuestro cuerpo se compone de los mismos ingredientes de esta Tierra? ¿Sabían que pueden llegar a ser uno con el mar y desplazarse fácilmente con él del mismo modo que lo hacen al transitar el camino que conduce al trabajo?
¿No pueden percibir que son parte de esta tierra y qué, como tal, pueden sentir los cambios antes de que éstos se manifiesten? ¿No pueden sentir el sufrimiento humano de aquellos que se hallan inmersos con los cambios que afloran sobre esta Tierra? ¿No pueden entender la lucha de la tierra mientras estos nocivos vientos y fuegos se despliegan para limpiar la superficie de la Tierra?

Sí, ésta es una limpieza. Existe un tiempo y un lugar para cada cosa y cuando vean una devastación como consecuencia de estos embravecidos fuegos, sin importar dónde tomen lugar, éste es el momento para traer nueva vida a la Tierra.

Como han podido testificar en el pasado, después de las tormentas, fuegos y erupciones volcánicas, siempre ha habido un nuevo desarrollo y una nueva tierra aflorando. El mundo está cambiando constantemente y no hay mucho que puedan hacer para cambiar esto.
Ustedes son los observadores de los tiempos finales. Los tiempos finales no significan el fin del planeta sino el fin de las vidas que han elegido dejar de hacerlo sobre esta Tierra.

Ustedes han sobrepoblado este mundo y ahora es tiempo para que la Madre Tierra se manifieste y despueble el mundo mediante los feroces cambios que están tomando lugar. Hay más por venir, de seguro, estarán concientes de ello.
Cuando sea el momento justo y los volcanes hayan hecho sus erupciones y la tierra fluya con el magma desde el centro de la Tierra y los tsunamis hayan expulsado sus grandes olas bien hasta el centro de la Tierra, entonces vendrán los tiempos finales.

La Madre Tierra decidirá cuando llegará ese momento y se encargará de conducir a las criaturas sobrevivientes de la Tierra hacia áreas seguras cuando una nueva vida y evolución tomen lugar. Habrá un nuevo diseño para los continentes, como ya ha sucedido antes, y la vida retornará a la vía fácil y lenta del pasado.
No teman, ya están sobre aviso y podrán trasladarse al siguiente capítulo del alma al interior vuestro. Sean de buena fe y entiendan que todo sucede para bien, sin importar que tan difícil pueda resultar. Piensen en estas cosas.
NamasteSE CIERRA EL FORO!
Por ahora les dejamos en paz y amor, Zephyr and Borealiszephyrp@comcast.net
http://www.geocities.com/adelphianctr/index.htm
970 Thunderbird Corto – Santa Fe
Phone: 505-992-0474 – 992-09474 ______________Traducido por: Gloria Helena Restrepo C. yosoyjanaya@gmail.com
Bogotá, Colombia



*Mateo 6:25-33 (El afán y la ansiedad)

25. Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento y el cuerpo más que el vestido?

26. Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre Celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?

27. ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo?

28. Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan;

29. Pero os digo, que ni aún Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos.

30. Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe?

31. No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos?

32. Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.

33. Más buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

______________
** Mateo 6:5-6

5. Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa.

6. Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto, te recompensará en público.