¿DE DÓNDE ERES?


¿DE DÓNDE ERES? – Abril 11, 2006

Heavenletters™ No 1984: Acercando la Tierra más al Cielo



Traducción: Iciar Montes – iciarmontes@gmail.com

Edición: Anita Manasse – estrellam@sion.com



El CIELO se encuentra aquí para alcanzar a cada alma para volver a despertar.

* Nuestra conexión con Dios*

* Nuestra creencia en nosotros mismos *

* Nuestra consciencia de nuestra valía compartida con Dios*

* Paz en la Tierra*

* Dios siempre nos está acercando a Él.



DIOS DIJO:

Todas las cosas que os preocupan, ¿en realidad lo hacen? Os dejáis llevar por tantas cosas. Tomaos un respiro y considerad qué es lo que profunda y verdaderamente os preocupa. Sois demasiado divinos para dejaros llevar.

Francamente, si estáis involucrados en cualquier cosa que no provenga del amor, habéis sido arrastrados un millón de millas lejos de vosotros mismos.

Cuando os sintáis vengativos o victimizados, sin tomar en cuenta de quién hizo qué, vosotros sois los perpetradores. Vosotros mismos os aporreáis. La forma en la que cierta nota suena puede romper el cristal, y así también vuestros pensamientos y sentimientos pueden impactar en vosotros y en lo que os rodea. ¿Quién iba a seguir plantando granadas en su corazón para que explotaran una y otra vez, casi siempre localizándolas en el mismo sitio, a no ser que quiera perpetuarlas por alguna razón o ninguna razón conocida por él mismo?

Si existe un ciclo, entonces sois vosotros los que debéis ponerle fin.

Y si os pasáis la vida intentando evadir la mente de lo que realmente es importante para vosotros, si corréis de una tienda a otra, si os escondéis bajo una actividad incesante (frenética) para no tener que considerar lo que es importante para vosotros, entonces estáis viviendo conforme a aquello que no os importa.

¿Qué es lo que os importa, queridos?

¿Estáis seguros de que perseguís es la felicidad? ¿Estáis seguros de que no estáis huyendo de ella, o evitándola, como si rendirse a la felicidad os costara la vida? La rendición os alejará de la distracción. Yo os distraería de vuestra distracción. Os sugeriría que en vez de perseguir la felicidad la sigáis. Vuestra felicidad reside en el corazón. Seguidlo. Enganchaos a él. ¿Qué está intentando decir vuestro corazón? Pegad la oreja al corazón. Dentro de las cámaras del corazón se encuentra la verdad de cada uno. Yo la puse ahí, y la verdad nunca se va. La verdad no vacila. La verdad del corazón siempre late con fuerza.

Sed amables con vuestro corazón. Consideradlo un explorador que ha venido hasta ti desde tierras lejanas. Tendréis que aprender su lenguaje. Pasad tiempo con vuestro corazón, y aprenderéis a entender y a decir aquello que está más allá del habla humana. Aprenderéis a vivir el amor en cada respiración.

Muchos de vuestros pensamientos los lanzaréis a la papelera. No os quedaréis con ninguno que arañen el corazón. Vuestro corazón es muy poderoso. Los corazones son poderosos. No tienen límites propios, queridos. Son ilimitados. No deben verse limitados por vuestros pensamientos y sentimientos desafortunados ni por la conciencia del mundo. Vuestro corazón elevará la vibración del mundo a través de su dulzura.

Barréis el suelo de la cocina. Ahora barred el corazón. Permitid que sea un detector de metales que detecte por sí mismo la mina de oro. Dejad que encuentre tesoros perdidos, y dejarán de estar perdidos.

Vuestra vida en La Tierra es un tesoro. Cuidadlo con esmero. Hay muchas pepitas de amor en el corazón. Vienen de lo profundo, y a su vez están cerca de la superficie. Entrad en vuestro corazón, y abridlo. Abridlo de par en par. No dejéis engulliros por la vida. Dejad que el amor y la vitalidad de vuestro corazón florezca. Dejad que el amor tome el foco de luz. Que vuestros colores se conozcan por la bandera del corazón. ¿Qué tierra reclamáis? ¿De dónde venís?

Del Cielo, por supuesto.

Copyright © 1999-2006 Heavenletters™

Heavenletters™ -- Ayudando a los Seres Humanos a Acercarse a Dios y a Sus Propios Corazones

Gloria Wendroff, Overseer

Email angels@heavenletters.org