KUTHUMI SOBRE LOS CUATRO CUERPOS INFERIORES



KUTHUMI SOBRE LOS CUATRO CUERPOS INFERIORES

A TRAVÉS DE MICHELLE ELOFF ©.

17 de marzo de 2005

Traducción: Paloma Fernández Fernández. artesyoficios@arnet.com.ar

Anita Manasse – estrellam@sion.com


Yo soy Kuthumi, y me presento sobre los rayos del amor y de la sabiduría para saludarlos en esta oportunidad y para traer hasta ustedes las bendiciones de la expresión, de la aceptación, de la renovación y del rejuvenecimiento. Saludos, amados.

Es causa de gran alegría y placer para nuestros corazones que podamos reunirnos todos aquí en este día mientras los sostenemos firmemente a cada uno de ustedes en el corazón de Cristo y en la seguridad de las manos de Dios. Amados, mientras venimos para compartir con ustedes en presencia de la energía Crística, les ofrecemos también la sanación y alineamiento de todos sus cuerpos sutiles y que, al hacerlo, alineen su conciencia con las necesidades de sus cuatro cuerpos inferiores, a fin de que puedan elevarlos hasta niveles superiores de expresión.

Los cuatro cuerpos inferiores son conocidos como sus cuerpos físico, emocional, mental y espiritual. El cuerpo espiritual tiene diferentes niveles; hoy trabajaremos con el cuerpo astral inferior, que recubre parte del cuerpo espiritual. Se manifieste donde se manifieste una enfermedad, el último lugar en el que se materializa es en el cuerpo físico. Por consiguiente es vital que se comprendan los mecanismos que trabajan en los entretelones del cuerpo físico. Imaginen su cuerpo físico como la manifestación de todo lo que sucede tras las cámaras. Todos sus pensamientos, sentimientos, lo que comen, lo que beben, las cosas a las que exponen su cuerpo en forma de ambientes negativos o positivos, todo eso influye sobre lo que manifiesta físicamente su cuerpo físico. El cuerpo emocional debe ser el que más difícil le resulta a la humanidad manejar en estos momentos. El cuerpo emocional rige la mayor parte de lo que se siente y expresa con respecto a la motivación de los propios sentimientos, comportamiento y acciones; también los propios sistemas de creencias ejercen un impacto sobre todos los cuerpos, especialmente sobre los cuatro cuerpos inferiores. La mente subconsciente juega un gran papel en la perpetuación del impacto de los sistemas de creencias que se tengan sobre la propia fisiología y, por lo tanto, sobre la psicología, y viceversa. El primer paso para la sanación de su cuerpo es que comprendan la motivación emocional que hay detrás de sus acciones. Cuando se entiende el modo en el que las emociones gobiernan el comportamiento, se comprenden mejor los mecanismos de todo el ser en sus niveles físico, emocional, mental y espiritual.

La frase: "Hombre, conócete a ti mismo" es, de hecho, una de las más poderosas que jamás se hayan pronunciado. Conocerse no consiste en que sepan si les gustan o no los vegetales. No consiste en que comprendan la clase de comportamiento que tengan otras personas que hace que a ustedes se les prendan las luces o que les atraigan hacia una relación: tienen que saber lo que está pasando en su interior a tantos niveles como sea posible. Entonces es cuando llegan a comprender verdaderamente quiénes son. La gente se pregunta: "¿Quién soy yo, por qué estoy en este planeta, cuál es mi propósito?". Todas esas preguntas son respondidas en la búsqueda de la comprensión del Ser y, amados, esa búsqueda nunca se termina, porque ustedes están creciendo, cambiando y evolucionando constantemente. Sólo podrán decir que se han descubierto a sí mismos por completo cuando se hayan fusionado con Dios. Todo ser y todo espacio capaz de sustentar vida o conciencia se encuentran en un estado de búsqueda permanente. Esa búsqueda es diferente para cada uno. El descubrimiento es algo único para cada quién. Lo que se descubre en uno mismo determina las experiencias futuras y la salud física, así como el bienestar emocional, mental y también espiritual. Se habrán dado cuenta de que ahora los medios y los anuncios están utilizando frases publicitarias espirituales para, por así decirlo, vender sus productos. Se han dado cuenta de que la humanidad en su conjunto está buscando algo más profundo. La humanidad en su conjunto está buscando la esencia que hay en el interior de la vida. En la actualidad su tierra está experimentando algunas de las transiciones más magnificentes que cualquier comunidad o conciencia haya experimentado jamás en la historia de su universo. A eso se debe, hasta cierto punto, que tanto de lo que está sucediendo sea impredecible, a que originalmente no fue predicho ni esperado. Pese a ello ustedes, como almas, han manifestado milagros, han manifestado lo inesperado. Esto es motivo de gran celebración. Los pensamientos y sentimientos negativos atraen parásitos y virus energéticos que penetran en los cuerpos sutiles y se alimentan de la energía negativa. Un virus que se manifiesta en el cuerpo físico, primero fue absorbido a nivel etérico. La vulnerabilidad de una región determinará el lugar de entrada del virus; lo mismo sucede a través del cuerpo emocional y del mental. Este puede no ser un proceso predecible con respecto al punto por el que hará su entrada, sino que tiene que ser manejado en el momento, basándose en lo que la persona esté experimentando.

Los parásitos tienden a entrar en el cuerpo a través del plano astral inferior. Tienden a entrar a través del plexo solar o del chakra de la corona. Estos parásitos se alimentan de la densidad del miedo y de la negatividad en su conjunto. Hay parásitos para diversas emociones. Un parásito que entre a través del chakra de la corona se alimenta del miedo de la persona a estar dentro de su propio cuerpo. Muchos de los que llamaremos "de la Nueva Era" atraen parásitos del chakra de la corona que, frecuentemente, hacen que les sea difícil sentirse y estar arraigados, cortocircuitando los mecanismos que deberían mantener la conciencia de las personas tanto en su cuerpo físico como en los cuerpos superiores. Esto produce una separación aún mayor, una sensación de separación dentro de la persona, que posteriormente le crea desafíos relacionados con la supervivencia. Después, estos parásitos viajan hacia el interior por el líquido cefalorraquídeo hasta alcanzar el chakra de la raíz, en cuyo interior desmantelan todos los mecanismos de enraizamiento que conectan a la persona con su familia, con sus amigos y con la tierra. Las personas que tienen infectado su chakra de la raíz por estos parásitos se sienten a sí mismos como desconectados de su familia, de sus amigos y del mundo en general, volviéndose cada vez más ermitaños, pero sin que este aislamiento sea para ellos un lugar de gracia y de paz en el que estar. Muchas de estas personas todavía se sienten torturadas por su pasado y tienen problemas sin resolver en sus cuerpos emocional y mental. ¿Me comprenden hasta aquí? La manera de desprenderse de estos parásitos es estar en el momento presente.

Hay que comenzar el proceso reconociendo que los parásitos entraron por el chakra de la corona e hicieron su recorrido hasta el chakra de la raíz. Entonces hay que dar un paso muy importante, el de comprometerse a volver a enraizarse uno mismo en la Madre Tierra y a abrir el campo energético para permitir que los miembros de la familia, los amigos y los restantes miembros de la raza humana entren a ese espacio propio, a fin de reconectarse con ellos y con la tierra de nuevo a través de los cuatro cuerpos inferiores. Otra manera de entrar que tienen estos parásitos, y que puede resultar un poco más desconcertante, es a través de grupos que perpetúan los sistemas de creencias en el miedo: al Armagedón, a arder en las calderas del infierno o a morir de una muerte dolorosa debido a las propias acciones terrenales. Pero en otras palabras, muerte dolorosa es la del alma torturada, tan abrumada por la ansiedad que entra en un plano de conciencia conocido como la dimensión del limbo, en el que las almas yacen por eras, mientras esperan la venida del Cristo para que las eleve de la muerte y las lleve al cielo. En general la mayor parte de la humanidad ha absorbido estos parásitos energéticos a través de su plexo solar. Por esta zona es por la que la persona normal, "ignorante e inconsciente", absorbe esta energía. Este parásito en particular es el que se come el sistema energético de la conciencia de victoria, prosperidad y amor incondicional. Estos parásitos energéticos se alimentan de las adicciones de la humanidad a todos los niveles. Pueden imaginarse a estos parásitos como los que manifiestan la negatividad que hay en un cuerpo.

Los parásitos mueren con la llegada de una energía más potente que la de ellos. La energía que destruye a estos parásitos energéticos es la luz pura. Para protegerse contra los parásitos del plexo solar hay que asumir una responsabilidad plena por la propia vida. Tienen que recobrar su poder, arrebatándoselo a cualquiera por el que se hayan sentido victimizados o que haya abusado de ustedes, independientemente de la naturaleza del abuso, y también hay que devolvérselo a aquellos a quienes ustedes puedan habérselo quitado en una u otra etapa. No es importante que recuerden específicamente el evento en cuestión: lo único que importa es establecer la intención de que se manifieste un gran alivio y sanación. Uno de los síntomas de desintoxicación de los parásitos energéticos es que se produzca una desintoxicación emocional muy intensa. Las emociones tienen una naturaleza muy volátil: en un instante se está en la cima del mundo y, al momento siguiente, todo colapsa, destrozándose contra el fondo rocoso, por así decirlo, haciendo que se sientan enfadados o extremadamente tristes sin razón que lo justifique.

Los niños también están expuestos a estos parásitos debido a que su ambiente los atrae. El ambiente terrestre está plagado de estos parásitos. Esta es una de las razones por la que tantos trabajadores de la luz, encarnados o desencarnados, están trabajando con tanta intensidad para traer más luz a su planeta, a su glándula pituitaria y a su pineal. Cuando se lleva luz a las glándulas pituitaria y pineal, se destruye automáticamente todo parásito del chakra de la corona que pudiera haberse infiltrado. Cuando esa luz se mueve a través del sistema de chakras y alcanza los chakras inferiores, empieza a destruir los parásitos del plexo solar. Los parásitos del plexo solar infectan el chakra sacro, el del corazón y el de la garganta. Estos son los principales chakras en los que se centran. Debido a que el plexo solar es el asiento de sus emociones en lo atinente a sus relaciones emocionales externas con la sociedad, tiene una cantidad de energía comestible tremenda, especialmente cuando la relación emocional de la persona con su mundo externo suele manifestarse en forma de conflicto, confusión, frustración, enojo y desconfianza. Estos parásitos atacan al chakra del corazón, perpetuando el miedo a la traición, alimentando la necesidad de no fiarse. Cuando atacan el chakra de la garganta además continúan amplificando toda cuestión o bloqueo que se relacione con ese chakra. En el chakra sacro, desmantelan la morada de la creatividad en el seno de uno mismo, lo que significa que la persona se siente desvinculada del mundo, pero no de manera plena en el sentido de la desvinculación emocional del mundo, que se logra al alcanzar un estado de conciencia desde el que se pueda observar; esta otra desvinculación se traduce en un nivel de no-participación que, de nuevo, se pone de manifiesto en cierto comportamiento de ermitaño. Sin embargo, esta clase de comportamiento eremítico no es el que se da en un retiro de naturaleza espiritual. Por el contrario, este retirarse de la humanidad alimenta de enojo el ambiente porque la persona que tiene esa voluntad de retraerse está manipulando emocionalmente a las demás personas de las que se está apartando, al culparlas de empujarlos a meterse hacia adentro. Arremeten contra su ambiente y dicen: "no me queréis, me rechazáis, me ignoráis, y la culpa de que yo me aparte es vuestra porque no me queréis". ¿Entienden la diferencia, queridos? Así pues, la manipulación emocional es alimentada por el parásito del plexo solar. ¿Queda claro?

Ese retiro Espiritual está siendo alimentado por el parásito del chakra de la corona, y volvemos a reiterar que no estamos hablando de que haya que tomarse un año sabático para buscar al ser, desarrollarse o hacer la elección consciente de retirarse, porque ese punto ya lo alcanzaron como Maestros. Es muy diferente. Es el aislamiento de una persona que se debe a que le aterra la realidad de los mundos tridimensionales y la responsabilidad que supone permanecer arraigado en un cuerpo físico, le horroriza ser tentado por la vida tridimensional, por lo que se recluye por completo en los chakras superiores y va por la vida flotando literalmente, sin ser capaz de arraigar nada. Al final de cada día, la persona abandona su cuerpo sintiéndose extremadamente vacía, con una sensación de soledad muy profunda en el núcleo de su ser. ¿Queda claro

Así es como los parásitos infectan el comportamiento emocional. Los virus ejercen un impacto sobre el bienestar del cuerpo físico en el sentido de que ocasionan alteraciones fisiológicas. ¿Lo comprenden todos? Muy bien. Al cuerpo emocional es al primero que ustedes tienen que empezar a entender a fin de que puedan comprender los demás. Hay una película que nos gustaría que todos ustedes vieran, porque les ayudará a comprender a un nivel mucho más profundo lo que tantos años los Maestros les han estado intentando enseñar. Sitúa la física cuántica en perspectiva; pone la función del cuerpo emocional en perspectiva y les ayuda a comprender que sus reacciones emocionales están ahí debido a que ustedes son adictos al sentimiento. Dicho sentimiento, reacción o comportamiento se ha convertido en su seña de identidad, y por mucho que a veces les gustaría cambiarlo no pueden, porque no conocen nada mejor; no han vivido nada diferente. Así que, qué más les queda si no pueden alimentar su adicción. La humanidad es adicta al dolor y al sufrimiento, a la violencia y al abuso, a la pobreza; a todo ello, incluso a amar. Pese a que esta película no está disponible en sus circuitos convencionales, ya hemos pedido a este canal que la consiga para que la distribuya entre los que están como usted

La física cuántica es otro aspecto de la vida que les ayudará a comprender de qué forman ustedes parte. La física cuántica no tiene nada de complicado. La física cuántica no es más que la ciencia de las posibilidades. Es observar algo desde un cierto número de ángulos diferentes reconociendo cada resultado posible. Lo que le ha sucedido a la humanidad con la ciencia, tal y como han llegado a conocerla, es que se ha centrado en un solo resultado posible, ignorando todo los demás. Esto ha creado un conjunto de sistemas de creencias que ha ejercido su impacto sobre sus cuatro cuerpos inferiores. Esto es lo que los ha metido en una caja, en una jaula, o puesto en un estante, como prefieran. La categorización de las experiencias vitales emplaza sobre las mismas una limitación, debido a que ustedes no conocen nada distinto al lenguaje que tienen que usar los maestros para que comprendan lo que les ha sido revelado. Sin embargo, vamos a empezar a utilizar una terminología más expansiva. Traeremos la física cuántica a estas enseñanzas de manera más regular para ayudarles así a que consideren todas las posibilidades alternativas. Esto les dará a cada uno de ustedes el poder de observar su vida; un desafío, una oportunidad, lo que sea, ustedes serán capaces de dirigirlo, serán capaces de reconocer todos los resultados probables, todas las posibilidades, y podrán determinar por ustedes mismos el camino que les gustaría tomar, aquel cuyo resultado probable sea el que más deseen de todos. Ahora mismo no hay opción: han sido conducidos creer que tienen libertad de elección, que tienen libre albedrío, pero no tienen, porque no cuentan con toda la información que precisan para que verdaderamente puedan tomar decisiones basadas en información. No se les han dado todas sus opciones; como mucho, se les han dado dos. Así que, aunque haya ciento dos posibilidades, ustedes sólo conocen conscientemente dos, porque eso es lo que, dicho de otra manera, se les ha dirigido y condicionado a creer. ¿Lo comprenden? Por eso estamos ahora empujando su percepción ya a otro nivel de aproximación a la vida.

Tomar una decisión incide en el chakra del plexo solar. Cuando tienen parásitos del plexo solar se les hace a ustedes extremadamente difícil tomar decisiones basadas en su verdad. Los parásitos, como ya dijimos, perpetúan los sistemas de creencias dimensionalmente inferiores, por lo que los mantienen en esa jaula, caja o estantería, ya que esa energía para ellos, que nunca renuncian a alimentarse, es comida. La luz expande la conciencia. Cuando ustedes traen luz a su ser dejan de estar en la oscuridad; se hacen menos ignorantes y más poderosos. Todas las personas son ignorantes hasta cierto punto. Todo ser, encarnado o desencarnado es, hasta cierto punto, ignorante, porque nadie lo sabe todo, ya que la creación se encuentra en un estado de creación permanente. Por ello, se están manifestando posibilidades nuevas todo el tiempo, y ahora que la física cuántica cobra más realidad en la vida, ese mundo se está expandiendo hasta un grado diferente.

Las activaciones de los distintos niveles de la conciencia dimensional han permitido que una cantidad creciente de esta información se haya convertido en parte de su realidad. Cada día les recuerda que las posibilidades que hay en su futuro van más allá de lo que jamás pudieran imaginar. Pidan a sus guías que los ayuden a descubrir para su vida la ciencia de las posibilidades. Esta consciencia y comprensión expandidas elevan la vibración de sus cuatro cuerpos inferiores a expresiones de la conciencia cada vez más y más elevadas. Esto supone comenzar a eliminar las enfermedades físicas, emocionales y mentales, así como la creación de una conciencia espiritualmente unificada. Este ideal puede sonarles como algo idílico a muchas personas ignorantes que llevan en su mente esa carga generalizada de cierta ignorancia; pero, desde el momento en que se abraza la ciencia de las posibilidades, nada, absolutamente nada es imposible. Ustedes creen que hay ciertas cosas que son imposibles porque han sido condicionados para ello. Han sido programados exactamente de la misma manera que se programa una computadora. Su memoria y sus programas están hechos un desastre, y ahora depende de ustedes reemplazar esa memoria. Depende de ustedes decidir la velocidad de su computadora y cuánta información podrán almacenar sin hacerla más lenta, y tendrán que desfragmentar tanto la totalidad de sus momentos del ahora como los siguientes.

Estamos muy ilusionados de presentar esta enseñanza a este grupo hoy, porque es una puesta a punto para muchas enseñanzas de alto nivel. Lo que queremos decir con esto es que el cuerpo superior se integrará en el inferior, de manera tal que, de hecho, nada inferior volverá a existir para ustedes. Estarán en un constante proceso de ascensión. Sus cuerpos inferiores llegarán a vibrar a un nivel tan elevado que empezarán a ver, a experimentar y a ser parte de cosas que ustedes ahora mismo nunca jamás podrían llegar a imaginar que fuesen posibles.

En la película de la que les hablamos hay una parte en la que se muestran a los espectadores los barcos de Colón aproximándose a una isla. Los habitantes de la isla no ven los barcos. El líder o curandero de la tribu ve las ondulaciones en el agua, no ve los barcos pero siente las ondulaciones en el agua. Pasa mucho tiempo intentando imaginarse qué será lo que ocasiona esas ondulaciones en el agua cuando, de repente, tras llevar su conciencia a un estado alterado, ve los barcos. Entonces le cuenta a su pueblo lo que ha visto. Ahora ellos creen que hay una posibilidad de que existan barcos y, de pronto, todos pueden verlos. La única razón por la que ustedes no ven OVNIs, ni ángeles, ni a sus guías, ni los demás mundos es, sencillamente, porque no creen que puedan. Pueden quererlo desesperadamente, pero no creen que puedan. Eso, queridos, es lo que hace que todo se agite en su interior. Su cuerpo se enferma porque ustedes no están creyendo en la salud al cien por cien desde que nacen hasta que deciden abandonar su cuerpo. Estos sistemas de creencias no pertenecen meramente a esta encarnación. Han existido durante muchas eras, por lo que la reprogramación se remonta a muchas, muchas eras. Por eso les volvemos a pedir que expandan su conciencia más allá de la situación actual. No les estamos pidiendo que se queden atrapados en vidas pasadas ni que se preocupen por las futuras. Concéntrense en el modo en el que su experiencia actual es lo que tienen que hacer en el aquí y ahora para cambiar los efectos provenientes del pasado y lo que vivirán en el futuro. Si creen que su cuerpo físico permanecerá joven, lo hará. Esa creencia atraerá hacia ustedes la suficiente luz para mantenerlos rejuvenecidos. Esa luz revelará automáticamente su conocimiento, su sabiduría y su poder que, a su vez, continuará dándoles más poder hasta que alcancen un estado tal de iluminación que imposibilite que su cuerpo degenere en forma alguna. Y así ustedes habrán revertido lo que llamamos la hormona de la muerte.

Sus sistemas de creencias mantienen con vida a esa hormona de la muerte, que es otra forma de parásito. Así pues, si salieran hoy de aquí con una sola cosa, que sea que sus sistemas de creencias determinan todo lo que experimentan; ya nunca volverán a ser los mismos, porque esto empieza a hacer que ustedes tomen conciencia. El programa en el que viven es una elección que hicieron cuando reencarnaron. Sin embargo, ¿conocen realmente todas las elecciones que ustedes se presentaron a sí mismos para esta encarnación? Debido a que están en una matriz de conciencia limitada, muchos de ustedes no se detienen a examinar su propio plan. Por esta razón, cuando alguien nos pregunta: "¿Quién soy yo, por qué estoy en este planeta, cuál es mi propósito?", le contestamos: "Conócete a ti mismo". Tómense el tiempo para hacer sus introspecciones, para reflexionar, reconocer y desfragmentar, para que puedan comprender qué es lo que ha estado bloqueando su sistema. Reconocerán algunas áreas problemáticas en las que entró algún virus, en las que los parásitos se están comiendo la energía. Aumenten su poder. Eso afectará a todo: a su carrera, sus relaciones, su travesía espiritual, su salud física. La persona promedio de la calle en la actualidad encuentra extraordinariamente difícil atisbar esto porque en general su conciencia no les ha llevado a tal nivel de cuestionamiento y, hasta que las personas no se hayan hecho a sí mismas a un nivel u otro esas preguntas, su sistema de creencias o sistema de filtrado no les permitirá que acepten un programa nuevo. Están muy contentos con los programas que tienen instalados y no están interesados en comprarse ninguno nuevo. Mientras tanto, los precursores de la tecnología espiritual, a los que llamaremos "Micro-espíritus" (risas), estarán utilizando todos los programas actualizados, y cuando los usuarios de los antiguos vean de lo que son capaces los nuevos programas, dirán: "Yo quiero de eso". Y ¿saben qué? ¡No tendrán que pagar una fortuna para obtenerlo!

La información que les venimos dando desde hace tanto tiempo es muy práctica para ustedes como grupo y para otros miembros de su sociedad que están en la misma longitud de onda, los que están interesados en los mismos programas. Compartan esto con ellos. Aprieten el botón que abre la ventana al universo, el que les abre a la ciencia de las posibilidades. Ustedes no tienen que llegar a ser físicos cuánticos para ascender (risas): lo único que tienen que hacer es comprender el tan sencillo principio de las posibilidades: siempre hay más en todo lo que los rodea. Cuando reconocen que hay algo más que la vida a la que han venido estando acostumbrados, algo que les permite abandonar la vibración inferior, se salen del programa. ¿Alguno de ustedes ha visto la primera película de "La Matrix"? Es una descripción muy buena de lo que estamos diciendo. Si no la han visto, les sugerimos que vean esta película antes de ver la que le hemos pedido a este canal que comparta con ustedes porque, en realidad, ambas trabajan en conjunto. Ustedes cuentan, por así decirlo, con los puntos de vista de esos directores de películas, de doctores, de personas muy inteligentes que les demuestran que esa teoría de la Matrix es verdadera. Así que, ¿píldora roja o azul?

Compartan libremente la información que continuarán recibiendo en las semanas y meses venideros con cualquiera que desee escucharla. Si alguna persona se la pide, con su permiso, compártanla con ellos. No tengan miedo de expandir la conciencia de la gente. Ningún sistema de creencias ha hundido todavía el barco de nadie, pero es su responsabilidad exponer el mal donde lo encuentren. La ignorancia es una forma de mal. ¿Saben lo que significa en realidad la palabra mal? Es vivir hechizado por el pasado, de manera que, desde allí, no se experimenta la plena esencia de la vida; el que no es capaz de vivir plenamente es indulgente con el mal. ¿Lo comprenden? Aquí no estamos hablando de mal satánico; hablamos de los demonios que privan a la humanidad de la luz, del conocimiento, de la sabiduría y del poder. Esta es una de las razones de que tanta gente diga que hay malas personas: personas que manipulan, que tienen una naturaleza corrupta, que son controladoras. Ven la falta de vida en ellos. No se dan cuenta de qué es lo que ven, ven oscuridad, y la oscuridad es, sencillamente, ignorancia. Eso es el mal, la ausencia de luz, la ausencia de vida, pero ¿cuánta gente está muriéndose por vivir? La manifestación de la enfermedad en el cuerpo, más allá de lo que se pueda haber traído kármicamente a esta encarnación, es una manifestación del profundo deseo de vivir de la persona. Se mueren por vivir, por lo que todo el mal que hay en ellos los está matando literalmente para que puedan abandonar su cuerpo físico y vivir una vez más. Se tiene que aprender a vivir en el reino físico para experimentar el cielo en la tierra. Ahora sólo nos estamos ocupando de las enfermedades kármicas, pero no va a ser el caso por mucho más tiempo debido a que, cuando ustedes cambian lo que llevan impreso a nivel celular, cuando cambian sus sistemas de creencias, a medida que va entrando más luz en su cuerpo, dejan de manifestar cualquier enfermedad celular impresa que tuviesen que manejar en una vida futura, porque habrá quedado eliminada por completo en esta vida. ¿Les estamos dando vuelta al cerebro? Bien.

Es hora de que abran su mente, de que abran su corazón al cambio de los sistemas de creencias, de que desafíen a sus sistemas de creencias, de que se digan a sí mismos: "¿Y qué pasa si todo en lo que he llegado a creer que era una realidad es de hecho una enorme mentira? ¿Qué pasa si he sido inducido a creer en una sola idea entre miles de posibilidades?”. Aquí es donde comienza la intervención de las realidades paralelas. Un aspecto de ustedes ha sido traído a esta realidad, pero hay otros que podrían haber sido llevados a otra realidad diferente en la que se los experimenta de manera distinta. Ustedes no los ven ni ellos los ven a ustedes. Viven exactamente en el mismo mundo pero, debido a que sus sistemas de creencias son diferentes, ustedes son invisibles el uno para el otro. Y hay cientos de realidades paralelas, queridos, ustedes no están necesariamente en todas ellas, pero hay algunas que se podrían imaginar. ¿Han tenido alguna vez la sensación de que están siendo observados, o el presentimiento, antes de salir, de que se van a encontrar con alguien que conocen, o de que va a pasar algo realmente grande pero no están lo suficientemente seguros de qué se trata? Esto se produce cuando comienzan a introducirse en esas realidades paralelas; pueden sentir que se van a encontrar con alguien que conocen, salen, están haciendo sus cosas, pero no se encuentran con nadie, no se toparon con nadie a quien conocieran. Han sentido que está pasando algo cerca de ustedes, pero lo están percibiendo dentro de otra realidad. Estas son algunas pistas de esa existencia pero, debido a que no se les ha conducido a pensar que esa sea una posibilidad, una realidad, la descartan. ¿Sienten ese escalofrío recorriendo su columna? Muchas personas hablan de otros que se levantaron de sus tumbas. Esto también se produce cuando dos seres se cruzan el uno con el otro, cruzándose sus campos energéticos; se trata de dos realidades diferentes que se han movido en la misma vibración, de manera que, al ir ambos dando tumbos, se produce la tangibilidad de dichas vibraciones, ¡también por eso dicen que alguien ha salido de su tumba!

Ahora examinemos las manifestaciones de enfermedad que hay en el cuerpo, que a todos afectan en cierto grado. Entiendan ahora que sus sistemas de creencias inciden en todo lo que ustedes experimentan. Su cuerpo emocional está lleno de adicciones y de necesidades que satisfacer. No estamos hablando de necesidades fisiológicas, sino sólo de necesidades emocionales. Estas necesidades emocionales determinan el comportamiento. Si una persona tiene que aceptar una necesidad emocional que no quedó satisfecha en su infancia, a esa persona la motiva una adicción que tiene que satisfacer, porque la persona no sabe lo que es la aceptación y probará cualquier cosa que tenga a su alcance que la haga sentir algo parecido a la aceptación, hasta que dicha necesidad quede satisfecha, hasta que ese hambre sea saciada. Por consiguiente, toda necesidad emocional busca su resolución, y, en tanto no sea sanada, la humanidad estará dominada por dichas necesidades. Esta es una de las razones de que los Maestros estén conduciendo a la humanidad hacia el niño interior, a la infancia, a las vidas pasadas, para que así pueda ser reconocido el núcleo de esa situación y, entonces, se asuma la responsabilidad de satisfacer esa necesidad del ser, porque cuando las personas no saben lo que es sentirse aceptadas, no pueden aceptarse a sí mismas, por lo que constantemente están rechazando o siendo rechazadas. Esto genera perturbaciones emocionales que llegan a convertirse en parte de sus vidas. Alimentan algo que no están lo suficientemente seguros de qué es, y eso se convierte en parte de su identidad. Esta búsqueda del tesoro que haga desaparecer la necesidad es una fuerza motivadora de la vida de las personas y las dirige todos los días, influyendo sobre absolutamente todas las cosas que hacen tanto subconsciente como conscientemente. Por eso deben ustedes comenzar consigo mismos su proceso de sanación. Deben buscarse a sí mismos: hombre, conócete a ti mismo. Cuando entiendan por qué no saben cómo es la aceptación, se abrirán a probar algo nuevo, algo que llene ese espacio. Como ustedes no saben cómo es la aceptación, tienen que estar abiertos energética, emocional, física y espiritualmente, y entonces es cuando entran en ustedes el Espíritu y su Ser Superior y les permiten abrazarse a sí mismos por haberles permitido a ellos que los abracen. Sentirán lo que es la aceptación por primera vez. Si ya han sanado cualquier cosa en su vida, sabrán de qué estamos hablando. Tal vez no puedan o no sepan explicar exactamente qué es lo que hicieron, ni cuándo ni cómo lo hicieron: lo único que saben es que algo cambió. ¿Lo comprenden todos?

El cuerpo mental es, de hecho, una herramienta muy poderosa, ya que la mente no es parte de su cerebro. Su mente es parte de su ser espiritual. Sin embargo, su cuerpo emocional influye sobre su mente consciente y esto se convierte en un mecanismo de afirmación del cuerpo emocional. Ustedes entrenan su mente, que sigue procesando aquello con lo que está programada, basándose en cómo se sienten acerca de ustedes mismos. Así pues, los sentimientos reafirman a los pensamientos, y los pensamientos reafirman a los sentimientos. La energía magnética creada por los pensamientos y sentimientos siempre está corriendo alrededor de ustedes, afirmando que la misma energía atraerá a otras similares a ella, y de ahí viene el dicho de que "lo similar atrae a lo similar". Ustedes crean magnéticamente su propio sistema de energía, que se basa en lo que creen valer, en lo que creen que son, en lo que creen que merecen y en lo que no creen merecer. De nuevo sus sistemas de creencias influyen en esto. La intensidad de estas emociones y pensamientos puede alcanzar eventualmente un punto en el que tomen forma (forma física) y se manifiesten en forma de tumores, quistes, cáncer y úlceras. El cuerpo comienza a deteriorarse debido a los hongos porque no hay muchas más cosas que puedan crecer en la oscuridad.

Planten semillas en una maceta y guárdenla en un armario. Riéguenla a diario, pero vuelvan a guardarla en el armario; ¿qué creen que va a pasar? Precisamente, algunas de las semillas ni siquiera podrán llegar al punto de ser capaces de emitir raíces; así pues, ¿cómo en la tierra podría el cuerpo humano, hecho de luz y de sonido, brotar en la oscuridad? Que su mundo interior determina su realidad exterior no es un circunloquio más. Sus sistemas de creencias determinan su calidad de vida y, queridos, he estado enseñando esto durante eras. Aquellos de ustedes que están familiarizados con mis enseñanzas saben las muchas veces que ya les hemos dicho esto. No puedo reiterarlo lo bastante. La gente dirá: "ella era tan buena persona, es tan injusto que ese cáncer vaya a quitarle la vida" o "es una familia tan generosa, es una lástima que el padre muriese de un ataque al corazón tan joven". Eso es ignorante, porque si la gente hubiese comprendido verdaderamente el impacto de esos sistemas de creencias sobre su psicología y su fisiología, y que esa psicología incide o determina el estado de su propia fisiología, no dirían cosas como esas, porque sabrían que todos los abusos que atacan al chakra del corazón eventualmente se terminan manifestando en un ataque al corazón de la persona, que deja así de funcionar. Comprenderían que las emociones no expresadas de ira, resentimiento y amargura que hay en el interior de esa adorable señora la reconcomen por dentro. Las máscaras, queridos, la gente va por ahí con máscaras. Ninguno de ustedes las conoce aunque crean que sí, porque nadie les presenta a ustedes su ser auténtico, ya que no saben hacerlo. No creen que sea posible y, dado que la mayoría de la gente no se conoce a sí misma, mal podrían mostrarse ante ustedes estando la creación como está, llena de gatos (risas). O de perros, lo que prefieran.

¿Ven el panorama general, queridos? Para dominar sus cuatro cuerpos inferiores tienen que saber lo que les resuena. Estudien el sistema de chakras y aprendan que los abusos que hayan experimentado en esta vida han incidido en su sistema de chakras. Entérense de qué deben hacer para sanarlo. Dejen de rehuir su proceso de sanación por miedo a tener que encarar lo que subyazca tras él. La sanación es el proceso de aplicación de la física cuántica. Cada vez que las personas detienen el proceso de cambio en curso, se ponen a luchar contra la ciencia de la física cuántica. Yérganse y reconozcan que tienen el derecho divino de dar rienda suelta a su voluntad porque en realidad tienen más opciones entre las que decidir, no sólo dos o tres. Salgan de su zona de comodidad, de la ilusión que llegaron a creer que era su vida, y sentirán los cambios teniendo lugar en sus cuatro cuerpos inferiores. En el momento en el que entiendan con ésta (señalándose la cabeza) y con este (señalando el corazón) lo que pasa en su interior, serán libres. En realidad, a veces las personas manifiestan enfermedades físicas en su cuerpo para poder seguir adelante. ¿Cuánto tiempo más están ustedes dispuestos a seguir apretándose los mismos botones antes de asumir la responsabilidad de conocerse? ¿Desean manifestar enfermedades terminales en su cuerpo para motivarse? Tal vez prefieran utilizar su voluntad y tomar medidas ahora mismo. Cuando entiendan los chakras de su cuerpo, que son la auténtica base de la vida física y espiritual en una conformación unificada, se asombrarán de la forma en que su comportamiento ha sido gobernado en el pasado por los traumas, el abuso, la ignorancia y el estado de shock. Llegarán a reconocer dónde tienen desequilibrios y porqué. Cuando comprenden esto, cuando se conocen a sí mismos, aumentan su poder. El conocimiento es poder y tenerlo hace que su poder también aumente.

Ahora son participantes activos en el mundo físico. Por detrás del SIDA VIH, ¿cuál es la enfermedad a la que tienen que enfrentarse las personas más comúnmente? (R: el cáncer). Y la causa del cáncer, como dijimos anteriormente, es la ira; la ira no expresada, el resentimiento y la amargura. Las emociones no expresadas los reconcomen. La humanidad cree que no puede expresarse por sí misma. La gente en general no sabe manejar su ira. Nunca ha habido un programa general de manejo de la ira a disposición de la humanidad de manera tan sencilla como lo están los DVDs y los videos. El manejo de la ira es uno de los principales mecanismos de gestión emocional que necesita la humanidad en este tiempo. ¿Por qué empiezan las guerras? Porque el ego se enoja por algo. Cree que eso le pertenece. Cree que lo suyo es lo mejor porque no comprende que todo es uno, y se separa del mundo superior; surge el enojo y empieza la guerra. Por eso, todo lo que ven que pasa en su mundo es una manifestación de enfermedad. El microcosmos y el macrocosmos se reflejan mutuamente; el Cuerpo de la Madre Tierra está enfermo a causa de la energía emocional de la ira. Es globalmente archisabido que el cáncer ciertamente es, junto con el SIDA VIH, uno de los mayores asesinos de la tierra. Las diferentes formas de cáncer determinan las características de la emoción que originó ese cáncer.

Ahora bien, otra zona del cuerpo que parece ocasionar un montón de problemas, especialmente entre las mujeres, son sus órganos reproductivos. Las mujeres de todo el mundo, incluso las jóvenes, están luchando o ya han manifestado endometriosis, infertilidad y quistes ováricos o de útero, ya sea dentro o fuera de él. Esto es un reflejo de las emociones ocasionadas por la pérdida de poder de la Diosa; su ira no ha sido capaz de co-crear. Esto tiene un largo alcance, debido a la historia que ha incidido sobre la humanidad durante los pasados 2000 años de desigualdad. Pese a que este es el resultado final de la historia, esta no ha sido la única era en la que ha habido tantos desórdenes reproductivos. Eso les da una idea del modo en el que el comportamiento de la humanidad incide sobre el cuerpo físico. Esto remueve y agita el cuerpo emocional o el mental hasta que llega un punto en el que ellos los matan desde adentro, o bien se debilitan tanto que, de hecho, lo único que ustedes quieren es morir para liberarse de la tortura emocional o del dolor físico por el que están pasando. Y hay personas que tienen que admitir que en realidad el dolor físico les ayuda a sentirse vivas.

Otro trastorno contra el que luchan muchos niños es el asma. El asma está conectada con el chakra del corazón. El chakra del corazón influye sobre los demás chakras que, a su vez, influyen en el chakra del corazón. Por eso probablemente es, de todos los chakras, del que más se abusa. El asma es la incapacidad de tomar aire, de respirar. Hay una respiración insuficiente; lo mismo sucede entonces con la fuerza vital. Puede que el niño no se crea merecedor del espacio que ocupa o puede que no tenga la capacidad o el espacio que le permitan respirar a causa de su familia o de alguno de sus padres. Esto, de por sí, prueba concluyentemente el modo en el que su ambiente influye en ustedes. Padres, hijos, adolescentes, adultos sin hijos, todos tienen que ser reeducados y liberados de sus condicionamientos para que puedan encontrar un nuevo camino.

Así pues, queridos, vamos a continuar el proceso de asistir a todos y cada uno de los que están aquí en su tránsito hacia estados de mayor percepción, de mayor expansión de la conciencia, a fin de que puedan extraer la verdad de su realidad. Noten y anoten estas revelaciones acerca de los cambios que experimentan, acerca del modo en el que se sienten diferentes por dentro. Verán cómo cambia eso toda su realidad externa. Comiencen con su cuerpo emocional, entiendan que sus chakras les van a ayudar a entender su cuerpo emocional y a empezar a trepar por la escalera. Así, su cuerpo mental se convierte en una herramienta, una herramienta auxiliar para que perpetúen la integración de la nueva energía en su cuerpo emocional. Eso influye en su bajo cuerpo astral, que es el que les saca de la conciencia colectiva y les lleva a un estado completo de experiencia superior, de expresión superior, de integración de la comprensión y de las enseñanzas y principios de los mundos superiores. La tendencia actual es salirse de la norma. Convertirse en un agitador de la nueva era está de moda (risas). Se convierten en rebeldes con causa. ¿Queda claro para todos ustedes? Muy bien. Ahora, pasemos a sus preguntas.

P: Maestro Kuthumi, parece que venimos arrastrando un montón de problemas, pero si la solución es la luz y el cambio de creencias, ¿cuál es la solución para obtener o atraer más luz y para cambiar de creencias?

MK: La razón de que nos hayamos centrado en este problema es que muchas personas no saben ni que lo es. Cierto número de personas no creen que este problema sea un problema. Esto consiste sencillamente en generar iluminación sobre el lugar en el que haya arraigado la causa y el modo en el que les juega en su contra.

También decimos que es importante estar en el ahora, y estar en el momento presente supone que ustedes sean más conscientes de en qué se meten. Atraer a diario luz hacia el cuerpo y las glándulas pituitaria y pineal, nutre de luz mejor a ese cuerpo y, por consiguiente, los alimenta mejor a ustedes. Dado que ustedes están influidos por sus sistemas de creencias, éstos, de la misma manera, siguen recreando lo mismo que tienen impreso y que se basa en dichos sistemas de creencias o, si éstos cambian, en otros sistemas de creencias nuevos. Estos nuevos sistemas de creencias son diferentes para cada uno y no podemos darles un nuevo conjunto de sistemas de creencias que seguir, porque eso, en sí mismo, sería estar sustrayéndolos a ustedes su auténtica experiencia. Sin embargo todas las personas necesitan determinar, mediante su propio proceso de autodescubrimiento, cuál es su verdadero sistema de creencias. Así pues, la manera en la que ustedes cambian el problema es llegando a conocerse a sí mismos. Como ya hemos dicho, estudien el sistema de chakras; sean conscientes de sus emociones. Pidan al Espíritu que intervenga en cualquier cosa de la que sean conscientes que está siendo un problema en un momento dado. Si tienen algún problema con la culpa, pidan al Espíritu que intervenga y les revele de dónde viene esa culpa. Estando en el momento, siendo conscientes de que la culpa los motiva, es como empiezan a reconocer lo que dispara su culpa. Cuando reconozcan lo que la dispara, serán capaces de ponerla en perspectiva, y su poder aumentará con ese conocimiento, que les da la habilidad de hacer las cosas de manera diferente. Así pues, se trata de un proceso continuo. Es el proceso de estar en el momento, de ser conscientes, de percibir. Estar en contacto con ustedes mismos y con el Espíritu, sea lo que sea lo que ustedes consideren que es el Espíritu. ¿Responde esto a su pregunta?

P: ... (inaudible). ¿Conoce la vieja canción "El Amor Duele?". Muchas personas que no tienen ni idea de lo que es el amor la escuchan, convirtiendo esto en una creencia. Si no te das cuenta de ello, te dices: quiero cambiar eso; entonces...

MK: Ahí es donde usted empieza. Quiero cambiar eso. Recordando que es un sistema de creencias con el que se le ha programado con eso de que el amor duele. Entonces usted decide que quiere experimentar algo diferente, y ya ha tomado la decisión consciente. Ahora tiene que comprometerse a atraer ese cambio, a manifestarlo; por eso es ahí donde comienza su comunión con el Espíritu. Diga: "Yo ahora conscientemente elijo desmantelar el sistema de creencias que me mantiene manifestando que el amor duele. Elijo manifestar el amor en todas sus naturalezas placenteras" (o en las que elija) y declare: "Elijo manifestar una relación, una relación íntima en la que experimentemos el verdadero significado del amor. El amor de naturaleza incondicional, el amor que nos sustente a ambos en nuestra travesía evolutiva personal. El amor que nos permita crecer en la luz, el amor que nos permita florecer como almas en forma humana". Puede ser tan creativo como lo desee. ¿Entiende?

Las intenciones son muy poderosas. Prefieran comenzar por la decisión de que desean cambiar algo.

P: Maestro Kuthumi, mi hija tiene asma y yo comprendo la razón de ello. También tiene eczema y alopecia, un trastorno que hace que el pelo se caiga. ¿Podría usted darme por favor más información sobre esto?

MK: Por supuesto. Reconozcamos la adicción que ella tiene al sistema de creencias de que no tiene espacio suficiente para respirar o de que no se merece estar en la tierra, su adicción al estrés, que es el responsable en buena parte de que se manifieste ese eczema. ¿En qué lugar de su cuerpo se encuentra exactamente ese eczema? (Por todo su cuerpo). De esta manera, ella se ratifica en sentir que no se merece estar en la tierra, y en que tener un cuerpo físico es extremadamente estresante porque se siente invadida. El hecho de que se la esté cayendo el pelo denota que, siendo el pelo el símbolo del propio espíritu de ella y de su fortaleza espiritual, ella está sintiendo que no tiene la fortaleza espiritual necesaria para mantenerse sobre la tierra. Así que tiene que empezar trabajando con sus sistemas de creencias, atendiendo a su habilidad o merecimiento de ocupar espacio. Para que llegue a sentir lo seguro que es estar en la tierra, tiene que creer que tiene el espacio para ser ella misma, para expresarse, para respirar. Debe dirigirse a todas aquellas zonas de su vida en las que se haya sentido controlada o encorsetada, en las que sienta que ha tenido que sacrificar su libertad. Le produce enojo sentir que carece del espacio necesario para avanzar en pos de sus sueños o visiones. Ese enfado puede ser también la causa que esté detrás su eczema. El estrés de estar en su cuerpo por supuesto que también contribuye a ello, por lo que tiene que determinar qué es lo que tanto la angustia, dónde reside su fortaleza espiritual, que es algo que también va a tener que descubrir. Quizás explicarle la historia de Sansón y Dalila la ayude a comprender la conexión que hay entre la fortaleza espiritual y el cabello. Nuestra fuerza espiritual alimenta en realidad a todo lo que se requiere para estar fuertes en la vida, tanto mental como emocional y espiritualmente. ¿Lo comprende? (Sí, gracias). De nada.

P: Maestro Kuthumi, ha explicado las razones físicas por las que se manifiestan el cáncer y las úlceras en el cuerpo físico. ¿Cómo encaja en esto el SIDA?

MK: El SIDA es una manifestación de dos emociones combinadas. La emoción subyacente es la ira. Esa ira alimenta otra región que contribuye a lo mismo, que es la incapacidad de perdonar. En especial la falta de clemencia destruye el sistema inmune porque, además, mantiene al sujeto en un estado de enojo permanente. Como verán, el SIDA VIH se manifestó originalmente más entre la comunidad gay y el pueblo del África negra. La comunidad gay se ha sentido victimizada durante mucho tiempo, como lo han sido los negros, sobre todo los de África, mucho más que los pueblos de otros países, siendo la parte del mundo que más ha sufrido el racismo… (Se termina la cinta)… Debido a la impresión preexistente se ha hecho casi imposible manifestar una necesidad sincera de clemencia. Pero en la actualidad el SIDA VIH ya se ha diseminado entre todos, independientemente de su color, género, edad o preferencia sexual. Se ha infiltrado en la humanidad y en todas las regiones en las que escasea la clemencia. Hay personas que preguntan por qué un niño recién nacido viene con SIDA; se debe a que ha sido codificado genéticamente con esa impresión. Así, remontándose l origen, es posible que el abuelo o quizás el bisabuelo o el tatarabuelo o la tatarabuela sufrieran a manos del racismo un abuso que haya sido tan traumático que quedó encerrado en sus genes. Esa impresión celular se convierte en parte del acerbo energético que sigue transmitiéndose a través de todas las generaciones. Cuando ustedes son concebidos, cargan con información genética de cinco generaciones por parte de su madre y de siete generaciones por parte de su padre. Por lo tanto, si se retrocede tanto como hasta hace siete generaciones, ya estaba allí el SIDA, y mientras esa impresión todavía sea lo suficientemente potente como para manifestarse, lo hará. Si el niño tuvo en su vida anterior otros problemas semejantes que hayan intensificado en él la ira o la falta de clemencia, esto podría amplificarse en su cuerpo. Toda persona nace con cáncer en su interior; todos ustedes tienen en su interior trofoblastos, pero no todos ustedes manifiestan cáncer. Por tanto, el SIDA gira en torno a la ira y la falta de clemencia. Eso se puede cambiar y ya se lo está cambiando, en la medida en la que la gente empieza a enfrentar sus problemas. Los jóvenes negros africanos están empezando a cambiar esa impresión, porque ya no se han visto tan influidos por el racismo como lo fueron sus antecesores. Sin embargo, algunos de ellos tienen que librarse de ese chip que cargan sobre sus hombros y que fuera colocado sobre ellos a través de su condicionamiento; tiene que producirse la unión. A medida que más y más personas, específicamente personas negras, aumentan su poder, ese sistema de creencias también va cambiando. Sin embargo, la frontera del racismo es muy fina, y los negros tendrán que tener mucho cuidado para no invertir el proceso cargando contra los blancos. Ya hay blancos que empiezan a desarrollar cierto resentimiento hacia los negros porque sienten que ahora se han cambiado las tornas, hasta el punto en el que ya hay negros que están siguiendo una moda de comportamiento racista hacia los blancos. ¿Entienden? (Sí, pero ¿va a llegar esto a un equilibrio?) Confiamos en que así será, hermana. Hay suficientes personas que han hecho la elección consciente de crecer e iluminarse, que están infiltrándose en diversos sistemas de su sociedad para devolverlos al equilibrio, para educar a la humanidad y para reequilibrarla en sus negocios, escuelas, medicina, psicología y psiquiatría. Por eso tenemos fe en que esto, con mucha certeza, va a llegar a equilibrarse, sí.

P: Señor Kuthumi, quisiera preguntarle acerca de la depresión. ¿Está conectada con los parásitos?

MK: Sí, debe ser, porque circula hacia el chakra de la raíz. Eso es lo que hará; sin embargo el Señor Arcturus me está diciendo que los parásitos del plexo solar y del chakra de la corona son lo que los mantienen con la depresión, sobrecargando su mente con los efectos que ejercen sobre los cuerpos emocional y espiritual. ¿Comprenden? Recuerden que el parásito del chakra de la corona es el que los mete en esa fase de ermitaños. El parásito del plexo solar alimenta la adicción emocional, haciéndoles adictos al sentimiento de la depresión. El parásito del chakra de la corona, que se manifiesta en el chakra de la raíz, ocasiona la separación de la familia, de los amigos y de la vida, y continua alimentando la depresión a medida que la persona se siente cada vez más distante y separada, hasta que llega un punto en el que se alcanza tal estado de depresión que ya lo único que la persona hace quizás sea dormir o atravesar por diversos procesos, que pueden consistir no sólo en comer en exceso, abusar del propio cuerpo o de sus emociones, sino también en desconectarse del resto del mundo. La depresión consiste en emociones no expresadas que se han venido manteniendo específicamente en los tres charkas inferiores. Pueden verlos como los elementos tierra, agua y fuego. Estos tres chakras tendrán su influencia sobre el chakra del corazón, que puede llegar a tal punto de sobrecarga emocional o traumática que haga que se desplome, deprimiendo todas las emociones, para así no tener que enfrentarse a un exceso de ellas. Posteriormente, también ese exceso se convierte en agresividad extrema, comportamiento obsesivamente controlador o perfeccionista, desórdenes alimenticios o aislamiento completo: "mi vida es perfectamente maravillosa, no pasa nada malo", de manera que no se tendrán que enfrentar nada, aunque por dentro haya un volcán preparado para entrar en erupción. ¿Comprenden?

P: Señor Kuthumi, ¿qué sucede cuando la adicción es a pensar, una adicción al pensamiento compulsivo y, en ocasiones, obsesivo? No importa cuánto me esfuerce, no puedo regresar a mi cuerpo.

MK: ¿Qué piensa que debería hacer? (No quiero pensar porque eso es mi problema, ¡quiero creer!) (risas) (Tengo que dejar de pensar, pero es…). Hermano, específicamente en su caso le recomendaríamos que se implique en alguna clase de actividad creativa; puede ser cualquier cosa, desde pintar hasta dibujar, esculpir, construir barcos o aviones en miniatura, o lo que sea. Jardinería, cocina. En el instante en que sus manos están ocupadas y enfocadas en hacer algo creativo, su cuerpo recobra la sintonía. Pasa a un estado de meditación, se manifiesta usted mismo en el momento presente y su energía se centra en lo que esté haciendo, de manera creativa, en ese momento. Pruebe con varias cosas diferentes; tal vez lo primero que pruebe no sea lo que mejor le funcione, pero siga explorando distintas actividades creativas y, desde luego, terminará encontrando una. Tal vez esa actividad creativa podría ser escribir qué es lo que mantiene su mente tan ocupada.

P: Señor Kuthumi, entonces ¿podemos asociar los parásitos físicos terrestres que conocemos con esos parásitos energéticos? Yo hago alineamiento corporal… (inaudible).

MK: Sí, desde luego. Recuerde que un parásito que entre por el plexo solar estará afectando tanto al chakra sexual como al del corazón y al de la garganta. Así pues, todo desequilibrio o desorden de esos chakras permite saber que hay un parásito del plexo solar; si no hay nada en el chakra de la corona, ni en el tercer ojo, ni en el chakra de la raíz, no se evidenciará que se trataba de un parásito del chakra de la corona, ni que sus puntos de entrada fueron, o bien a través del chakra de la corona, o bien a través del plexo solar. Usted captará la existencia de ese parásito energético basándose en el comportamiento de la persona; por esto les dijimos que es tan importante que comprendan apropiadamente los charkas, que sepan que cualquier cosa que hayan experimentado en su lapso de vida impactó sobre ellos, y así comprenderán la necesidad emocional que tiene cada chakra, a consecuencia de la cual éste podría atraer parásitos o virus. ¿Comprende?

P: Señor Kuthumi, ¿son lo mismo los implantes que los parásitos?

MK: A eso íbamos. Así pues, permítannos referirles esto. Los implantes son muy similares al software que tiene una computadora para hacer que los programas corran. Así, los implantes se basan en el condicionamiento. Una cultura tendrá un implante tipo que podría estar en cualquier chakra; quizás incluso en todos ellos. Dichos implantes se encuentran en todos los cuerpos sutiles o, en otras palabras, en los cuerpos emocional, mental y astral inferior del cuerpo espiritual. Por ejemplo, la fe de los judíos tiene su propio conjunto de sistemas de creencias; ellos tienen sus tradiciones. Eso constituye un implante que mantiene esa información, que mantiene el programa en su sitio. Ahora digamos que una chica judía se enamora de un hombre hindú que decide que no se va a convertir, por lo que ella decide hacerse hindú y, ay, dios mío, se desata el infierno en la comunidad judía debido a que su implante no les permite ni al individuo ni a la comunidad ver más allá de ese mundo constrictivo del condicionamiento. ¿Comprenden? Ahora bien, ustedes tienen otros implantes, que se han ido volviendo más especializados. A medida que crecen, van atrayendo cada vez más implantes. Pongamos por ejemplo el caso de un niño que se críe en una familia que practica el racismo. El implante que ese niño lleva en sus campos energéticos consiste en que los negros son tan malos que no merecen vivir, o cualquier otro sistema de creencias; así surge el racismo, que se convierte en un implante. Todo lo que se perciba como un juicio proviene de diversos implantes. Las naciones también están implantadas con esos condicionantes; por eso decimos que esos implantes están en todos los cuerpos hasta cierto punto; dependiendo del nivel personal de desarrollo del alma de esa persona, puede haberlos en todos los chakras. Cuando cambian su condicionamiento, cuando trabajan en su proceso de integración del auténtico proyecto, disuelven automáticamente dichos implantes. Ustedes ya han hecho esto en gran medida, y cada vez que recobran su poder partiendo de una situación en la que eran la víctima, disuelven el implante que les mantenía privados de conciencia y dentro del sistema de creencias aceptable. Un niño que creciera en una familia en la que hubiese una madre objeto de abusos, queda condicionado con que es aceptable que abusen de uno porque no se le ha mostrado nada diferente. Así pues, eso manifiesta un implante, una clase de mecanismo mediante el cual la energía es filtrada a fin de mantener ese campo de decepción.

Hay otros implantes a los que la gente está expuesta y que son más bien de naturaleza extraterrestre. Eso se produce cuando una persona ha sido abducida físicamente y se colocaron implantes en su cuerpo con el propósito de monitorear la experiencia humana. Estos implantes también están colocados en diversas zonas del cuerpo, frecuentemente en alineación con puntos energéticos, y mantienen a la persona "adormecida". ¿Comprenden? No siempre es fácil determinar con certeza si alguien tiene implantes físicos o no. Hay especialistas en ese campo, por lo que si cualquier persona siente que esto es lo que le pudiera estar sucediendo nos gustaría sugerirle que consultara con un especialista para que se los sacara. La otra manera de hacerlo es mantener una relación saludable y constante con el propio Ser Superior y con el Espíritu. Comunicándose a diario con el Espíritu y atrayendo luz hacia el interior de su cuerpo constantemente, hasta hacerlo de manera consciente todos los días, poniendo la intención en que, a lo lago de toda la jornada, la luz continúe filtrándose hacia su cuerpo, todos ellos, de cualquier manera, quedarán desactivados. Y se han grabado sucesos en los que a las personas, de manera automática, se les cayeron objetos por la nariz, o simplemente se les salieron por la piel, porque fueron capaces de liberarlos gracias a la nueva energía que fue atraída a su cuerpo. No subestimen el poder de la energía ni el de la luz. Trabajen con ustedes mismos como les hemos explicado, y los implantes se disolverán automáticamente. ¿Responde esto a su pregunta? Muy bien.

P: ¿Cómo puedo comprobar si tengo parásitos o implantes?

MK: Querida hermana, ese proceso ya se ha iniciado en base a la información que les hemos dado a todos ustedes hoy; el proceso de eliminación de los parásitos ya ha comenzado. Si usted siente intuitivamente en cualquier momento que pudiera estar teniendo un parásito, le recomendamos que tome siete lápices de colores diferentes que se correspondan con los chakras. Dibuje siete círculos con cada uno de los colores. Alinéese con sus guías, con su ser superior y con sus cuerpos sutiles e, instintivamente, elija un color. Puede hacer algo tan sencillo como cerrar los ojos y poner su dedo en un punto. Eso le demostrará si hay algo allí. Si no hay nada, probablemente se desviara de esos puntos por completo. Si hay algo, su dedo tocará uno de los puntos de algún chakra en su hoja de papel. Esto le dará una idea de si tiene un parásito del plexo solar o de la corona. Si es un parásito de la corona, tendrá que hacer ejercicios para arraigarse. Usen cristales, queridos, para que les ayuden a liberar su cuerpo de parásitos. Una vez que comprendan los chakras y los colores, también entenderán cómo utilizar los cristales mediante sus colores correspondientes. Si se siente motivada o inspirada a aprender más acerca de cristales, siga ese impulso; además, también puede trabajar sencillamente con los cristeles de colores para ayudarse. Así pues, los ejercicios para arraigarse son muy importantes.

Para los parásitos del plexo solar tendrá que investigase a sí misma y reflexionar. ¿Ha atravesado una época emocionalmente muy traumática o han surgido problemas emocionales relacionados con traumas del pasado que hayan podido activar algún parásito latente? Después, trabaje con técnicas de sanación que reequilibren sus chakras; esto es lo que obtendrán si estudian los chakras. Es un proceso en marcha. Dado que todavía son ustedes parte del mundo físico y a que están expuestos a la conciencia colectiva, a que están rodeados de esa energía, personalmente o como pueblo, todavía están sanando ciertos aspectos de ustedes mismos; a veces, que se les meta un parásito es tan fácil como resfriarse. Pero eso no es nada serio ni amenaza su vida, porque ustedes están en posición de sentirlo, eliminarlo y recuperar su bienestar tanto emocional y mental como físico y espiritual en un plazo de tiempo muy corto. Por eso volvemos a reiterar que, si se conocen a sí mismos, sabrán cuando algo no anda bien. Si están en contacto con sus sentimientos y con las necesidades de su cuerpo físico, no habrá nada que les pase desapercibido sin que lo sientan. ¿Comprenden?

P: ¿Actúa la negatividad que nos dirijan los pensamientos de otras personas también como parásitos?

MK: Sí, por lo tanto es una responsabilidad de cada persona protegerse a sí misma diariamente de manera que tales ataques no le hagan absolutamente nada.

P: Entonces, ¿protegerse realmente previene?

MK: Absolutamente, sí. Un método de protección muy poderoso es pedirle a St. Germain que encienda la llama de los cinco haces en nuestro interior a diario; con dicha llama se disuelve y transmuta toda negatividad consciente o inconsciente que haya en el interior del ser; pídanle también que esa llama se manifieste en su exterior, de manera que la energía negativa externa que sea consciente o inconscientemente proyectada, quede automáticamente desarticulada; no que vuelva a la persona que la envió; simplemente, que sea desarticulada. Así caerá al montón de la nada. Devolverla a la fuente o persona supone en realidad golpearles con esa misma negatividad. Así que devuélvanla a la Fuente; no a la fuente de la que provino, sino a la Fuente. Al devolvérsela a la persona que se la proyectó, usted está creando una dinámica. Además, protegerse refleja automáticamente esa negatividad hacia la Fuente para que se disuelva. Las personas que atacan a otros, consciente o inconscientemente, manifestarán en su realidad, de manera natural, alguna situación o acontecimiento que les conducirá al proceso de sanación o de asunción de su responsabilidad por lo que están haciendo. No se involucren en ese juego; además, en esto consiste someterse o ser manejado por el Espíritu. Por eso, aunque se tenga un problema con una persona, no hay porqué meterse en una dinámica energética de ojo por ojo. Lo único que hay que hacer es decirle al Espíritu: "mi elección consciente es que me refrenes para que yo no ataque a nadie ni me meta en ninguna situación conflictiva", pidiéndole que intervenga y que manifieste paz y resolución por medios creativos, milagrosos y armónicos y ¡así se manifestará. En el instante en el que una persona decide no jugar, a la otra solo le resta jugar consigo misma.

Así pues, queridos, en este momento abrazamos a cada uno de ustedes en el poder y la luz de su auténtica verdad. Esa verdad es única para cada uno de los que están aquí. Los conjuntos de principios con los cuales deciden vivir su vida han sido concebidos para que estén en alineamiento divino con el plan superior y con la voluntad más elevada de su alma, y ustedes pueden establecer sus intenciones de acuerdo a dicho plan. Abracen su derecho divino a manifestar una realidad auténtica, creada por ustedes, en la cual puedan desarrollarse. Han aprendido del viejo mundo todo lo que tenían que aprender; ahora se les ha hecho conscientes de la ilusión, del programa en el que se han metido. Están hoy aquí porque están preparados para escuchar estas palabras, porque están preparados para que su vida pase a un nuevo mundo de experiencias, porque están preparados para cambiar. Tienen a su disposición todas las herramientas para hacerlo así. Ya, que lo crean o no, ¡es otra cuestión!

Amados, estamos a su lado a cada paso del camino. Lo único que tienen que hacer es pedirle al Espíritu que intervenga. Mientras no lo pidan, no se puede hacer nada. De manera que llamen y la puerta se abrirá ante ustedes. Todas sus plegarias serán respondidas y siempre lo han sido. No se rindan jamás. A veces están mucho más cerca de lo que suponen y, precisamente al final, se rinden. Reconozcan lo mucho que han crecido y sanado ya. Sepan que siempre estamos con ustedes de todas las maneras y confíen en esos muchos brazos invisibles, que no pueden ver sencillamente porque no creen que puedan, que los abrazan.

Yo soy Kuthumi, Señor del amor y de la sabiduría, y los saludo y bendigo en el amor.

Michelle Eloff. FUNDADORA Y DIRECTORA DE THE LIGHTWEAVER & THE LIGHTWEAVER CHILDREN'S FUND.

www.thelightweaver.co.z


Metafísica, Cristóloga, Lectora, Clarividente, Maestra, Voz Canalizadora en Trance, Escritora, Consejera, Entrenadora de Almas, Mediadora en la Gestión de Conflictos, Psicóloga de Almas y Psicocibernética. Te.: 083 478-6777