MARÍA MAGDALENA – Más sobre el amor incondicional


MARÍA MAGDALENA – Más sobre el amor incondicional

Canalizado por Aleé – traudel@fibertel.com.ar

22 de noviembre de 2007



Grupo “Los Faros de Luz y de Amor”

Anita Manasse – estrellam@sion.com



Buenas tardes. Yo soy como siempre María Magdalena. Y… Bueno, antes que nada quiero darle la bienvenida al nuevo miembro del grupo. Y no sé porque se me ocurre decirte lo siguiente, XXX: si hay cosas que todavía no entiendes, o no entendiste, o que tienes dudas, las chicas te van a contestar cualquier pregunta.

Acá acostumbramos a estar muy abiertos, estamos acostumbrados a hablar muy claro, y no es bueno que te quedes con alguna duda, pregunta. Pero hoy de las antiguas no son tantas, pero bueno no importa vos pregunta, lo que quieres preguntar

Bueno chicas, yo de qué voy a hablar. Alguien le dijo a Alexiis cuando empezó a canalizar que ella era como maestra de jardín de infantes, y de alguna manera esto es un grupo de jardín de infantes.

Porque tienen mucho que aprender, tienen mucho que elaborar, hay muchas cosas que nosotros, con mucho gusto, se lo repetimos, y se lo repetimos, y se lo repetimos.

Porque lo que queremos y lo que necesitamos, que estén bien asentados las bases de nuestras enseñanzas, que no les queda ninguna duda de lo importante que es el amor, desde ya.

Y los humanos, muchas veces dicen, o quieren saber, o piensan que saben, que el amor es una cosa fácil, y no es así, no es así.

A veces hay que educarse para amar, y no hablo de un amor entre un hombre y una mujer, entre una pareja.

No, hablo de un ser humano a todos los demás seres humanos, a todo el entorno. Que siempre hay alguien que les cuesta un poco más amar, por eso les dije que se tienen que educar para amar.

Tienen que aprender a amar incondicionalmente, de este amor estamos hablando, de no sentir rencor porque otro no reaccionó, como ustedes esperaban que reaccionara. Si sienten rencor no están amando, porque el rencor no cabe en el amor, no cabe en una persona que está realmente amando incondicionalmente.

Sabemos que esto lleva tiempo, lleva dedicación, lleva un aprendizaje grande y largo, pero para eso estamos nosotros para apoyarlos, para repetirles muchas veces la misma enseñanza.

Pero si ustedes aman incondicionalmente, la vida, también para ustedes, es mucho más fácil. Porque el amor incondicional se siente tan bien en sus corazones, les llena de algo muy, muy lindo sus corazones, es una energía que llena sus corazones y ustedes…

Se lo diré de otra manera: el amor incondicional ya está en sus corazones. Lo que tienen que aprender es dejarlo salir, dejarlo salir sabiendo que lo están regalando a los demás, regalando sin pedir absolutamente nada a cambio.

Amen de esa manera, amen sin pedir nada, sin esperar nada, porque el regalo más grande ya está dentro de su corazón. El regalo más grande es que ese amor incondicional por fin puede salir y puede tocar a todos a los que lo tiene que tocar.

Entonces fíjense, metense adentro suyo, porque todas las cosas están ya dentro de ustedes. Ustedes tienen que descubrir todo lo que tienen adentro de ustedes, todo el amor que tienen en sus corazones y dejarlo salir.

Dejar salir el amor, dejar salir la sabiduría que tienen, ser realmente Faros de Luz y de Amor. Piénsenlo, métanse esta semana dentro de ustedes y empiecen a dejar salir.

Como siempre les deseo una lindísima reunión, que lo pasen rebién y me despido hasta el próximo jueves, buenas tardes.

Gracias María Magdalena