"SU MISIÓN"-LECCIÓN DE ASCENSION 19-SANANDA



LECCIÓN DE ASCENSION 19
5-12-99 SANANDA
"Su Misión"

Esta lección tendrá que ver, de nuevo, con diferentes temas. Sin embargo, todos estarán más o menos enfocados en esa magnífica escalera de la que tanto hemos hablado.
La razón por la que traigo esto a colación en este momento, se debe precisamente a lo que está sucediendo ahora mismo. Todas las energías que están llegando desde diferentes fuentes tenderán a llevarlos a muchos de ustedes a un ritmo menor, ya sea que les agrade o no.
Pues notamos que hay muchos por allí que sienten que no están haciendo las cosas lo suficientemente rápido, que faltan cosas por hacer más y más rápido, así que utilizaremos la escalera.
Los pondremos a imaginarse que su escalera de la ascensión, su propia escalera personal de ascensión, va des de la tierra hasta la cima de un edificio de 10 historias.
Ahora, les gustaría escalarla rápido, sin pausas y descansos para respirar o quizás disfrutar de la vista?
Digamos que en cada piso de este edificio por el que sube su escalera hay anchas cornisas que lo rodean. Estas son lo suficientemente amplias para que quizás puedan bajarse de la escalera y sentarse un rato, mirar las aves volando, quizás observar uno o dos atardeceres.
Pues verán, si suben por la escalera demasiado rápido, hay cosas que podrían perderse.
Por consiguiente, lo que realmente vamos a discutir esta tarde, es algo que cada uno de ustedes ha pedido. Adivinan lo que es?
Su Misión.

Hay muchos que hacen la misma pregunta una y otra vez: Cuál es mi misión, cómo la encuentro.?
Qué puedo hacer parra acelerar mi misión?
O quizás se hagan la pregunta: ¿Misión? Tengo yo una misión?... ese fue un chiste {{{{{{sonrisa amplia}}}}}}}
Voy a decirles en forma muy senci lla cuál es la misión de cada uno de ustedes.
Pero, verán, algunos de ustedes encontrarán la manera en el camino de que les salgan alas y volar, otros encontrarán la manera de arrojarle un lazo a alguien y acercarlos también hacia la escalera. Algunos encontrarán que, cada vez que reposan en esa cornisa, cada cierto tiempo, ven otras escaleras y otras personas paradas en la tierra mirándolos, preguntándose cómo fue que llegaron tan alto.
Así que pueden pasar un rato en esa cornisa, incitando a otros para que también suban la escalera, dándoles ánimo y un poco de sabiduría.
Les daremos otro ejemplo.
Es un día lluvioso. ¿Quizás no desearían decirle a otro que espere por un día un poco más soleado para que intente subir por la escalera? Es una palabra de consejo que brinda sabiduría. Pues verán, pudiese ser que intentaran escalarla en un día lluvioso y se resbalaran uno o dos peldaños de esa larga escalada. Es más o menos así.
Ustedes están subiendo su escal era a la ascensión para avanzar de este paso al siguiente, por lo tanto, todo lo que aprendan acerca de la ascensión, acerca del Creador, acerca de los Maestros ascendidos, de Todo Lo Que Es, lo han aprendido por un motivo.
Quizás no les suene real, o quizás no sientan que esa sea su verdad.
Hay quienes les han dicho que si algo no suena a verdad para ustedes que lo desechen, que solo incorporen a su ser lo que les suene a verdad.
Bien, verán, su cerebro es un instrumento maravilloso, tal como su alma.
Anteriormente les explicamos que, por cada persona que encontraban, había un intercambio del alma, ¿recuerdan eso?
A veces es para ustedes. A veces no están haciendo más que transportándola y dándosela a otro, quien eventualmente podrá dársela al que se suponía que debía recibirla.
Así también es el conocimiento. Ustedes mantienen algo de ese conocimiento en su cerebro, en su alma, para ser trasladado.
Hay muchos, muchos por allí que han p asado años y años abrazando ese conocimiento dentro de sí sin compartirlo.
Eso les dificulta subir la escalera. Es como cargar un baúl cuesta arriba en la escalera. Pues mientras más dan libremente, más ligera es su carga.
Algunos de ustedes que han tomado algunas clases, o han ido a conferencias, o han visto algún programa especial, o leído un libro interesante, lo han hecho para compartirlo con otros.
Pues verán, seguimos animándoles para que despierten. Seguimos explicándoles que ya es hora que los otros despierten.
Y ustedes qué hacen al respecto? Nosotros no esperamos que ustedes vayan tocando de puerta en puerta, pero sí que compartan entre sí y con los demás.
Esperamos que conversen, o escriban, o pinten, o esculpan, o lo que sea que yace en su pasión.
Así es como pasan esta información a otros, a través de su pasión.
Por lo tanto, si aún no se han dado cuenta cuál es su pasión, quizás es hora de bajarse de la escalera y ponerse s obre la cornisa por un corto tiempo y ver qué hay en sus vidas por lo que pudiesen estar deseando salirse de la escalera.
¿Dónde está su pasión?, ¿cuál es su pasión? Estas son las preguntas que se me ha pedido les hagan en esta lección.
¿Han ustedes identificado su pasión?
Y si es así, ¿qué están haciendo para avivarla? Si aún no la están alimentando, ¿por qué no lo hacen?
Si han identificado su pasión, eso es bueno.
Si han venido trabajando en su pasión, es bueno.
¿Están ustedes compartiendo su pasión?.
Algunos de ustedes pintan. Pueden pintar miles de pinturas que hablan una enormidad sobre la ascensión y sobre todo lo que han aprendido.
Pero si permanecen ocultas en un closet no habrá nadie que pueda verlas ¿Sí? No importan si las venden, o cómo las distribuyan, lo que importa es que a su pasión se le está dando el uso que se pretende, y ello implica permitirle la oportunidad de ver que su mente conciente está deseando y es capaz de interactuar con el alma de todos.
Poner su pasión a la disposición es una manera de mostrarle a otros que ustedes han elegido su camino y están contentos con él, puesto que su felicidad es lo que realmente le permite a otro saber que ellos también pueden elegir el suyo y ser felices.
Nadie desea ver su camino para ser miserable. Todos desean ser felices.
Por lo tanto, su pasión deberá atraer los sentimientos de gozo que se extienden hacia otros mostrándoles que la felicidad puede alcanzarse.
Otra cosa que hará su pasión al utilizarla, es que vibrará a través del coro de su ser, a través de su alma, y se conectará directamente con el Creador. Y le facilitará al Creador una avenida o canal para aprender de ustedes.
Otra pregunta que quisiera hacerles es:
¿Se han detenido ustedes en su escalada para mirar alrededor y observar el atardecer, el amanecer, o quizás asistir a algún otro para que suba la escalera?
O quizás ¿son ustedes de esos que le s gusta amarrar una soga a los demás y arrastrarlos detrás suyo?
Y si es así, ¿es eso sabio? ¿Es sabio para ustedes?
¿Es sabio para los otros?
Pues hay algunos de ustedes que piensan que su llamado es ayudar a todos y cada uno de los que lo necesiten.
Esto es cierto hasta un punto y solo hasta un cierto punto.
Cuando comienzan a sentir que ustedes son los cabecillas o están halándolos hacia la escalera, ya no están ayudando a alguien que lo necesita.
Ellos solo están dejando que hagan su trabajo por ellos. Depende de ustedes decidir cuál es ese cierto punto.
Una pregunta más para esta lección:
¿es hora para ustedes de ser capaces de reconocer que su escalera es grande, ancha y de que hay muchos, muchos otros que están utilizando la misma escalera?
Algunos de ellos podrían resbalar uno o dos peldaños en su escalada. Otros pudieran encontrar la manera de subir la escalera.
Así que la pregunta que les hago es:
¿están usted es prestando atención a SU ascensión en la escalera, o están ocupados comparando su ascensión con la de algún otro?
Es hora para todos y cada uno de ustedes de concentrarse en su camino, de asistir y convivir con otros.
Pero la ascensión no es algo para ser visto como un concurso, puesto que no lo es.
Un concurso es cuando hay más de uno involucrado.
Solo hay uno y se llama Creación. Y ustedes, ustedes mismos, no son más que un peldaño en la escalera de algún otro, en un punto de la subida.
Esto no se los digo para hacerles sentir que su viaje no vale la pena, puesto que sí lo vale.
Sin embargo, voy a explicarlo muy básicamente.
Cuando alcanzan la cima de su escalera, y muchos otros la alcanzan al mismo tiempo, cuando las suficientes personas lo hacen, entonces todos alcanzarán la cima simultáneamente, entonces el planeta también lo hará en ese mismo momento.
Ahora, esto, por ejemplo, los conducirá a la mayoría de ustedes dentro de lo que se ha dado en llamar la quinta dimensión.
Aquellos que se encuentran en la quinta dimensión, entonces subirán inmediatamente a la séptima dimensión. Los que están en la séptima entonces serán impulsados inmediatamente a la novena. ¿Les da esto una idea del por qué tienen tantos ángeles, guías y maestros profesores dándoles consejo y asistiéndoles en el camino? Pues verán, tan pronto como su ascensión se complete, también lo hará la de ellos.
Quizás he revelado uno o dos secretos.
Quizás más o menos he puesto sobre la mesa lo que se ha estado hablando para que todos lo vean y lo sepan.
Es hora de que todos los seres en todas las dimensiones sientan la urgencia.
Ustedes, en esta dimensión, serán el catalizador para todo. Por lo tanto, si tendemos a presionarlos, ustedes tienen el derecho de pedir tregua para aliviarse, para tener la oportunidad de estar un rato en la cornisa, de detenerse un momento para oler algunas flores, o para escuchar el viento cantar, para ver el alba, mirar al ciervo caminar por el prado.
Ustedes tienen ese derecho.
Pues verán, nosotros sentimos la urgencia sin límites.
Ustedes tienen sus velos, sus barreras, que les impiden sentir la necesidad de la urgencia.
Ustedes lo sienten y algunos más intensamente que otros, solo que no pueden describir lo que están sintiendo.
Por consiguiente, ustedes tienen el derecho de pedirles a quienes les están asistiendo, que se aparten un poco, para que les den un pequeño respiro, para que les den la oportunidad de relajarse, de incorporar en su Ser lo que ustedes ven como su verdad.
Y quizás, a lo mejor, encontrar a aquellos para los cuales han venido cargando el conocimiento y compartirlo con ellos para aligerar un poco su propia carga.
Así pasarán al siguiente nivel.
Creo que eso es todo, es un buen momento para detenerse.
{{{{{{{{{{sonrisa amplia}}}}}}}}}}






Versión original en inglés: http://sanandaseagles.com/lesson_index.html



Canalizado por: Debbie Wright desde Sedona Arizona



Edición y envíos

Lista Ashtar Argentina