MADRE KUAN YIN


MADRE KUAN YIN - SU MENSAJE – 08/01/08 HS. 12:00 AM

Canalizado por Rocío González S. en Colima (Mèxico)

Saludos bien amados hijos de la luz.

Esta es su madre Kuan-Yin. Yo represento la energía del amor incondicional. Es en un día como hoy que se debe dar inicio al cambio que les conduzca a tomar el camino adecuado, este giro en el timón de su vida debe dejarse que tome completo control la sabiduría que solo su Yo Soy –Dios en ti- puede tener.

El camino es de retorno al infinito amor del Padre eterno. Habemos muchos seres de luz apoyándoles desde hace muchas, muchas eras para conducirlos hasta este punto. Punto de inflexión en sus vidas en el cual deberán ejercer su libre albedrío y decidir el rumbo que tomará su alma de ahora en adelante.

Se les invita a seguir en la búsqueda de la eterna luz que no da sombra, mas sin embargo, también se les recuerda que cuentan con el privilegio del libre albedrío, el cual es un regalo de vuestro padre y a la vez su mayor reto, pues el ego os está siempre impulsando a usar este privilegio para su beneficio, dejando de lado todo aquello que os represente trabajo o incomodidad para su ego.

Debo advertiros por tanto de fijarse bien, pues la puerta más amplia no es la mejor elección, estad alertas y sabed que solo a través de la vida de un verdadero guerrero de la luz es que podréis alcanzar el pase a la siguiente octava en vuestro caminar. Nunca será con la vida fácil de un juglar.

Aprovechad pues las oportunidades que se os brindan durante vuestro tiempo de encarnación pues éste es breve y realmente haber perdido el tiempo mientras estabais encarnados, cuando esa vida llega a su etapa final.

Es el momento del cambio, repito, del empoderamiento a su verdadero Rey, a su Yo Superior, aprovechad la energía de cambio que acompaña el inicio de su nuevo ciclo de vida y no titubeen más.

Reconoced que éste es el camino verdadero, aunque os encontréis con algunas espinas pues estas siempre acompañan a las rosas, así que no esperéis siempre un camino solo con pétalos, sin espinas, pues para encontrar ese camino debéis antes haberlo preparado vosotros mismos y destruido la vida de muchas flores. No es éste pues el que vuestro padre naturalmente os ofrecerá.

Deberéis crecer en el camino, reconoced a vuestro Cristo interior y dejad que se manifieste en todas y c/u de las circunstancias de vuestra vida terrena y esto os conducirá al camino que lleva a la vida eterna.

Yo estoy en el templo de Shamballa y desde ahí os envío mi radiación de amor y sostengo a todos y c/u de mis bienamados hijos de la luz, me quedo acompañándolos en su viaje hasta el final.