¿Cómo distinguir las respuestas que vienen de mi mente... con las que provienen de mí Ser Superior?


¿Cómo distinguir las respuestas que vienen de mi mente... con las que provienen de mí Ser Superior?

Jascha Posted el 2/26/2008 7:35:07 PM

Esta es la pregunta que más me han hecho y que más me he hecho a mí misma. Cuando comencé a comunicarme con mi Ser Superior, continuamente me preguntaba si acaso las respuestas que estaba obteniendo provendrían de mi mente y serían dadas por mi ego. Luego comprendí que es el ego quien formula estas preguntas ante el temor de que llegue el fin de su reinado. ¿Si los mensajes proviniesen de tu mente, con qué fin el ego se ocuparía de sembrar dudas? O por el contrario, ¿No sería más razonable que ratificara su validez a fin de seguir teniendo el control?

La voz de tu divinidad es tan potente y clara, que difícilmente podrás confundirla con los titubeos de tu mente. Te dará mensajes tan certeros que no dudarás de donde provienen, los mensajes del Ser Superior no requieren de explicaciones ni justificaciones, no dan vueltas sobre sí mismos tergiversando las palabras para obtener un determinado resultado. Te dejan en paz y te dan luz, pero jamás se imponen. Los mensajes del Ser Superior muchas veces no le gustan al ego, pues desarticulan su intrincada manera de confundirnos, desarman los conflictos que antes nos atrapaban, con tal ligereza que pareciera que nunca existieron. No temas escuchar la voz de tu divinidad, pues ella jamás te dirá algo diferente a lo que tu actual nivel de conciencia necesite para avanzar.

En algunas ocasiones, las respuestas de mi Ser Superior a veces no me agradan, pues suelen desbaratar los mecanismos de mi mente egótica. Muchas veces siento que no estoy preparada para escuchar lo que tenga que decirme y prefiero seguir con mi cháchara interna y esperar a estar lista para soltar. No pienses que encontrarás en sus palabras una confirmación a tus conclusiones, es posible que la mayoría de las veces encuentres que te empuja y contradice, sobre todo si le has expresado tu opción de despertar y ampliar tu conciencia. Muchas creencias que tienes arraigadas comenzarán a caer y temblarán tus juicios de bueno y malo.

En ocasiones, cuando alguien me pregunta sobre cómo sé si la voz que escucho viene realmente de mi esencia y no de mi mente-ego, bromeo diciendo: ¡Muy fácil, lo que me dice mi Ser Superior por lo general no me gusta, en cambio, yo suelo tener argumentos para encontrarme la razón! Créeme, es más difícil confundir la voz del ego con la de nuestra divinidad, que no hacerlo. La práctica te lo demostrará y cuando sientas dudas, te sonreirás comprendiendo de quien vienen esas dudas y por qué las formulas.