“EL SISTEMA DE DIOS” – Parte 1



“EL SISTEMA DE DIOS” – Parte 1

Manual del Trabajador de la Luz – Lección

Canalizado en Vivo de KRYON – Granada, España

Por Lee Carroll – Agosto 18, 2007

Traducción - ROGER FUCHS

Desgrabación: Anita Manasse -estrellam@sion.com

Saludos Queridos, soy KRYON del Servicio Magnético

Todavía hay algunos que se preguntan si esto podría ser, si es adecuado que un espíritu hable de esta manera y así les recordaré lo que les he dicho ya muchas veces: que todas las escrituras en este planeta a través de todas las épocas, han sido escritas por humanos, no por Dios. Los humanos por influencia del Espíritu conectados a él, humanos llenos de compasión y de amor, que escribían las palabras del Espíritu y esto es lo que se llama canalizar.

Y así esto encaja con la historia de la forma en la que Dios habla a la humanidad. Esto es personal y es dulce, éste es un lugar seguro y aún antes de que empecemos con la enseñanza, deseo anunciarles que éste es un lugar muy, muy seguro.

Si eliges abrir tu corazón en este día, no entrará nada negativo, estás junto a la familia. Que la energía de este lugar fluya hacia ti, para que tengas una dispensa para la comprensión porque lo que queremos hacer es complejo. Le he dicho a mi socio que esto debe ser trascrito y que estas dos jornadas que pasaremos juntos comprenderán una enseñanza. Esto será una enseñanza avanzada para un grupo avanzado, dada frente a Trabajadores de la Luz, que están preparados para escuchar estas cosas.

Es verdad que será información básica pero será información básica avanzada, porque estamos empezando a crear una serie sobre el sistema y la forma en la que funciona, que es el atributo más malentendido de Dios, la forma en la que un ser humano trabaja con el Espíritu, porque aquí está el núcleo de la frustración.

Muchas veces el Trabajador de la Luz se siente atascado, bloqueado, porque no entiende la comunicación y no sabe qué hacer después, igualmente a veces ni siquiera saben quienes son y así están sentados esperando algo invisible, que venga de un lugar del que tienen dudas.

El sistema es así, el sistema es incompatible contigo. Así que esto es lo que queremos hacer: en la primera sesión, que es hoy, deseamos hablar de la parte física del sistema, la confusión, explicar qué es. En la sesión siguiente que para ustedes será mañana, explicaremos cómo ustedes trabajan con el sistema. Las enseñanzas distintas, que deben ser interpretadas o escuchadas juntas. El Sistema de Dios, es complejo, pero empecemos por el principio.

Un 85% o más de este planeta pertenecen a algún sistema de creencias, que están en la búsqueda de Dios, un 85% y no importa dónde estén en el planeta, creen en Dios. En muchas formas diferentes con muchas organizaciones diferentes. Es abrumador, verdad, que haya algo más que uno mismo en el planeta y así podríamos decir que hay evidencia abrumadora de que en todo el mundo hay una gran mayoría de personas que está buscando a Dios, cada uno a su manera y ahí mismo la gran pregunta, “¿Por qué nos ha de importar?”. ¿Tenemos miedo de Dios? No, no, no.

El ser humano quiere saber de qué se trata y el motivo por el cual les hemos dicho que vosotros sois parte del sistema sin saberlo, es intuitivo. En cuanto puedas dilucidarlo, vas a la búsqueda. Bendito el ser humano que busca a Dios a su manera, incluso si se encuentran en un edificio cantando o alabando, con doctrinas que pueden ser fabricadas por el hombre, en realidad el corazón y su compasión es porque están en la búsqueda de Dios y que no haya ningún juicio de tus hermanas o hermanos por este motivo.

Y luego está el resto de ustedes, aquellos que prefieren encontrarse en un lugar como este, llamándolo esotérico, buscando, sondeando en ti mismo, pensando y diciendo “debe haber más”, y tienes razón. Lo que hace que esto sea difícil es que estás a punto de embarcarte en un viaje que está fuera de tu dimensionalidad, de tu comprensión y de tu zona de comodidad y las primeras preguntas que harás serán estas, “¿Quién soy yo?”, ¿quién soy yo en el esquema del universo?, ¿qué es lo que se supone que debo hacer?, y ¿cómo debo hacerlo?, y ¿dónde empiezo?

Estas son preguntas válidas, pero cada una es difícil, porque la respuesta a todas estas preguntas no es una respuesta que puedas discernir, porque tú eres una criatura tridimensional, a punto de embarcarte en una búsqueda multidimensional para encontrar una parte de ti mismo. Hay varias formas en las que puedo establecer el contexto aquí y así, en este mensaje, vamos a hablar de una pequeña criatura, que será una hormiga y a la hormiga se le ha asignado una tarea: todas las demás hormigas han encargado a esta hormiga que salga y busque el rostro de Dios. Intuitivamente saben que el rostro de Dios se encuentra en un lugar.

Así es que la hormiga emprende su viaje y se encuentra sobre una pintura, un cuadro que es tan grande como toda la pared y de hecho el cuadro, esa pintura, es el rostro de Dios, es bellísimo. Los colores vibran, los rostros son alegres, es tan real que casi se puede tocar. Pero la hormiga no tiene idea. Todo lo que sabe la hormiga es que conforme da cada paso, parece que encuentra cada vez más color y no importa cuánto la hormiga se desplace sobre el cuadro, la hormiga no tiene idea de cómo es el rostro de Dios.

Vuelve e informa a las otras hormigas, anduve y anduve y toqué el rostro de Dios, pero es solamente un color y si andas lo suficiente, ese color se convierte en otro color. Por tanto para estas hormigas la realidad es que Dios es un color, pero esto es porque no hay forma de que puedan ver el cuadro en su totalidad.

La humanidad tiene algo parecido con el espíritu. La humanidad abarca a Dios como parte del escenario tridimensional de su realidad y hace supuestos, y este es el primero: que Dios está dentro de tu marco temporal. Y bueno, los Trabajadores de la Luz dicen: sabemos algo mucho mejor que esto. Sabemos que Dios es atemporal, pero ésta no es la forma, pero cuando pides algo, te sientes muy desilusionado cuando no ocurre en tu marco temporal.

Algunos somos impacientes con nuestro tiempo tridimensional, os dais golpecitos con el pie, esperando la entrega del paquete que hemos pedido de Dios y piensas, verdad, que el reloj de Dios es como tu reloj, pero no es así. Y ¿qué es lo que harás con ese conocimiento?, y ¿cómo vas a darle sentido a esto? De esto hablaremos mañana.

Incluso piensas que Dios se parece a ti, y esto se lo hemos dicho antes, los humanos hemos pintado una imagen de Dios como un humano. Los seres angélicos y angelicales más sagrados sobre la faz de la tierra, que vienen y van en sus formas milagrosas, en formas ínterdimensionales y los dibujamos y los representamos en dos dimensiones, y les damos piel y les damos alas y decimos “esto es un ángel”, es igual a Dios. No, no es igual a Dios, se parece a ti.

Y luego los Trabajadores de la Luz decimos, “sabemos mejor”, sabemos que Dios no tiene un aspecto humano. ¿De verdad?, entonces muéstrame el dibujo de lo que piensas que es el aspecto de Dios. Hay muy pocos, sabéis, porque no se puede pintar en un espacio multidimensional.

Pensamos que Dios es lineal, la forma en la que tratamos todo el proceso del sistema. Vengo a un lugar, estoy enfermo, necesito una sanación, la recibiré y me iré. Oh, que lineal. ¿Es que no lo comprendéis?, que debéis nadar en la energía con el espíritu. ¿No comprendéis que en lugar de esa linealidad debéis extenderos y alcanzar el rostro de Dios? Y podrías decir, “bueno, ayúdame con esto”, haré todo lo posible, pero tienes que desechar la idea de que Dios es como tú. Tu realidad no es Dios.

Os daré un ejemplo que ninguno de ustedes esperaba oír, “Aquí estáis sentados en este lugar y decís, ¿dónde está Dios?”, Yo tengo la respuesta, la respuesta es NO, no hay un lugar para Dios, y dices, “pero tiene que haber un lugar porque nos han dicho que Dios reside en el cielo, donde hay mansiones y calles pavimentadas con oro”, o quizás Dios vive en lo que hemos denominado el Gran Sol Central, y ninguna de estas respuestas sería correcta.

Porque la primera respuesta es simplemente una duplicación, una recreación de una ciudad tridimensional de ustedes y la segunda expresión, la del Gran Sol Central, es una metáfora, no de un lugar. Es una metáfora para la existencia de todos los átomos que han existido jamás. Dios no está en un lugar.

Esto es lo que hace el vidente: el vidente psíquico en el planeta irá y conectará con los muertos. Ah, esto no lo esperabas, ¿verdad? Pero escuchad: porque el cerebro humano dice que se han ido, porque en el tiempo lineal, la energía del alma ya ha pasado y pensamos que esa energía del alma se ha ido a algún lugar. Por tanto el vidente o psíquico con esa visión tridimensional va ir a ese lugar y trae la energía del alma del fallecido. Reciben un mensaje y lo traen de vuelta, y todo el mundo está excitado e impresionado.

Pero voy a decirles lo que ocurrió realmente, no fue a ningún lugar, porque la energía del alma está en un espacio ínterdimensional en el que no hay un pasado, no hay tiempo, ¿cómo podéis tener un pasado si el tiempo no existe. Hemos dicho antes que todas las almas en este planeta deja aquí una energía residual, y se complica aún más, ya les contaré más tarde.

Pero pensemos por un momento en nuestra época, nuestra vida ahora mismo, queda impresa en la rejilla cristalina del planeta para siempre, para siempre, y tiene que ser así porque la energía del planeta Tierra es la suma, la combinación de todas las energías que están o han estado sobre ella y cuando tu cuerpo físico se va, esto no reduce la red cristalina, porque la energía de lo que tú eres ahora, queda impresa y permanece allí. Y lo que no esperabas oír hoy de mí, es que cuando el vidente o psíquico sale para ponerse en contacto con el fallecido, no hace otra cosa que hablar con esa energía residual que está en la red cristalina. Ellos no están hablando contigo o con alguien otro, están hablando en cambio con la energía del alma que está impresa aquí y es muy profunda.

Pero debido a que el vidente está basado en la 3D, él dice sí he ido a otro lugar ya que en el otro lado del velo no existe el concepto del futuro y del pasado. Incluso la expresión “el otro lado del velo” es incorrecta. ¿Sabes acaso a dónde vas cuando meditas?, tocas la red (rejilla) que está siempre aquí, viajas hacia el centro de la estructura atómica, entras en un estado cuántico con el universo y tocas el rostro de Dios.

Esto es información avanzada porque llega a la trama más fundamental de nuestra lógica, y hay aquellos que dicen, “Bueno, Dios está a cargo”, todo esto significa que no entendemos en absoluto cómo funciona el sistema. Son los que dicen que Dios está a cargo de todas las profecías, de todo lo que ocurre en el planeta, sin entender el sistema.

El sistema es esto, Dios no está a cargo de nada. Es el ser humano el que encuentra a Dios en si mismo y despierta esa luz y deja que Dios brille a través de ellos. Así que es el ser humano el que abre las puertas de Dios y cuánto más se abre la puerta, tanta más luz podrá enviar Dios o hacer brillar Dios en este planeta.

Escuchad esto, tú estás a cargo de este planeta y cuanto mayor sea la cantidad que abren esta puerta y entendemos este sistema, tanto más luz habrá en este planeta.

Hay una confusión dimensional por doquier. Pides profecías y el profeta, según él cree, va al otro lado del velo, para ver lo que encierra el futuro del planeta y lo que ve es caos, porque las cosas están cambiando continuamente. Allí no hay en realidad una percepción tridimensional y sin embargo tiene que encontrarle algún sentido

Por lo tanto vamos a medir otro elemento del puzzle (rompecabezas) para la hormiga. De repente la hormiga vuelve otra vez al cuadro, solo que el rostro de Dios sigue cambiando. Entonces la hormiga vuelve con las otras hormigas y les dice, “es incluso más confuso de lo que yo pensaba”. Estaba yo sentado ahí tan tranquila y de repente los colores empezaron a cambiar debajo de mí y las otras hormigas no lo entendían.

Ahora vamos a añadir otro elemento dimensional al cuadro. Vamos a convertirlo en un cuadro tridimensional. De repente la hormiga está ascendiendo por montañas de color, que están cambiando todo el tiempo y la hormiga piensa, “este rostro de Dios es realmente muy confuso”, porque ahora hay montañas, de colores que cambian, pero sigo sin encontrar el rostro de Dios.

El problema es el mismo que he explicado antes, cuando entras en un estado multidimensional no hay nada que puedas ver que sea como lo que esperas ver, y así tomar decisiones basadas sobre lo que esperas y sientes en ese estado, no te va a conseguir nada. En ese estado ínterdimensional, está allí el futuro del planeta, representado por todos los potenciales posibles que existan. Imaginen el caos, el aparente caos, de los potenciales futuros generados por las decisiones de cada uno de los humanos en el planeta.

Todo lo que podrías hacer, representado en un solo lugar y aún así, no es un lugar. Ya les dije que esto iba a ser avanzado y lo que estoy haciendo es preparándoles para que entiendan cómo el sistema funciona contigo y su belleza. Es muy bello, véis es solo caos para vosotros, es bello, entrelazado con hilos de oro para nosotros y yo ni siquiera he comenzado a llegar a la parte más confusa.

Oh, supongo que tendré que contarles, ¿Quién eres tú? Bueno, una parte de ti existe en tres dimensiones y eso lo llamas humano, pero eso es una parte de ti, no es la totalidad, y esta parte es percibida como algo completo. Esta es la parte que se despierta cada mañana y se mira en el espejo y ve que es un día más viejo. Ésta es la parte que siempre está buscando a Dios, en el cuadro, igual que la hormiga y que nunca ve el cuadro en su totalidad y desconoce el tema principal.

La cuestión principal es que solo es una parte. Déjame contarte quién eres tú. Cuando entras en este planeta, hay una energía que se deposita en el Registro Akáshico, hay un sistema que se inicia desde la red cristalina, de forma tal que todo lo que tú haces se convierte en parte de Gaia. Hay una parte maravillosa de tí que tú has denominado el Yo Superior. Este es el padre espiritual de tu Espíritu y ya he descrito 3 partes y solo conocemos una. La que se mira en el espejo, bueno, y se complica más todavía.

Cada vez que entras en este planeta, con otra expresión física tienes el mismo Yo Superior Padre de tu Espíritu. Déjame explicarte: tu Yo Superior sabe todo acerca de quién has sido, porque ha estado aquí en todas las ocasiones y se complica más aún.

En este sistema ínterdimensional de potenciales hay piezas y partes de ti, eso no lo sabías, ¿verdad?, y tiene que haber, tiene que haberlo. Esto explica el sistema de co-creación. ¿Cómo puedes co-crear o crear conjuntamente para ti en este planeta si eres uno solo? ¿No entiendes que si eres una parte del sistema de como funcionan las cosas, tienes que ser muchas partes de ese sistema? No puedes ser una parte pidiendo a las otras partes para que te ayuden. Ves, eso es una doctrina antigua, tú eres energías múltiples.

Ahora apliquemos esto a la hormiga. Ahora la hormiga se va debajo del cuadro, cambia los colores, la topografía sigue cambiando y horror de horrores la hormiga sigue encontrándose a si misma. Y ahora ya renuncia. No solo Dios es inusual, sino además por dondequiera que yo fui me encontré conmigo mismo.

Eso es el sistema. Ahora aquí en esto hay orden, pero no he terminado todavía con la parte confusa. No solo hay partes y elementos de ti en esta sopa de elementos de un caos ínterdimensional, sino que además está la cuestión de quién has sido tú en la Tierra, lo que tú conoces el Registro Akáshico y lo has nombrado, has dicho que es el registro de mis vidas pasadas, y en tres dimensiones es así, pero aquí tengo Lemurianos y ellos saben de lo que estoy hablando.

¿Cuántas veces has estado en el planeta, Lemuriano? Y te encuentras sentado hoy aquí como un sanador, chamán, tan interesado estás en la energía sanadora de la red. ¿Cuántas veces piensas que te ha costado en llegar a este sitio? ¿Cuántas, cincuenta veces, cien veces o más? Y si yo podría presentar a aquel que has sido tú, ¿cómo te sentirías?, y ¿a cuál de tus vidas pasadas que piensas que has sido tú, a cuál quieres conocer?

Bien, tengo noticias aún más confusas, no hay tal cosa como una vida pasada, porque como acabo de decir, todas estas expresiones entran en la red cristalina y eso significa que cuando llegas a este planeta, quienquiera que seas, en un estado ínterdimensional todas esas vidas pasadas están activas en la red y la forma en la que funciona el sistema, es que todas se registran directamente en tu ADN. Ya les dije que esto iba a ser divertido.

En tu interior existen o están todas las criaturas que tú dices que has sido. Esto es lo que te hace tan diferente. Has nacido en forma tan diferente de los demás, has nacido en medio de las guerras que se han peleado, de las luchas que habéis combatido, con las relaciones que habéis tenido y la madurez que habéis conseguido. Vamos a hablar de esto mañana.

Cuando algunos humanos miran a los ojos de otros seres humanos, escuchen esto: hay más que el amor que se ve allí, bendito el ser humano que permite que su corazón se abra y que el akasha salga, y que pueda ver todo el trabajo que hicieron juntos y lo que tienen que hacer. Ven las almas antiguas y el linaje del pasado, y no hay solamente amor, hay almas gemelas, porque su impronta está aquí para siempre.

El sistema es hermoso, pero para ti parece muy confuso. Mañana os contaré cómo darle sentido a todo esto. Estas dos canalizaciones deberían ser oídas juntas. No lo dejéis solamente aquí.

Tú eres magnífico en este planeta y te queda información de forma táctica de que cada vez que vienes aquí dejas algo detrás. Te he dicho que hay muchas cosas, muchas partes de ti que están del otro lado de ese velo que llamáis ínterdimensionalidad. Algunos sienten esta energía y dicen, bueno, tiene que ser un guía. Algunos de ustedes están muy sintonizados con esto y dicen los ángeles están conmigo, pero tengo algo que decirte, tú estás contigo (risas), es por eso que lo sientes tan bien.

¿No lo comprendes? Y hay otra gente que dice ‘eso no me gusta’, yo no quiero estar conmigo quiero que alguien más importante esté conmigo. Tú eres importante, eres una parte de Dios y eres un ser eterno, una avanzada criatura de Dios.

Esta energía requiere que entiendas muchas de estas cosas confusas. No te limites a sentarte en posición de meditación y ahí esperes que Dios haga algo, esos días de inocencia han pasado. Cuando entras en un edificio y en una sala esperas que algo ocurra, es mucho mejor que eso. Ahora entras en una sala y encuentras tu maestría y te das cuenta quién es el sanador, quién es el manifestador y empiezas la formación para aprender a trabajar con ello. El sistema existe para ti y es hermoso. Está lleno de cantos, es la única palabra que puedo usar. Si podrías escuchar ese canto.

Disfrutas de la música en esta Tierra, porque llena tu corazón y piensas que está solamente aquí, ¿verdad? Oh, yo tengo música para ti y cuando me veas la próxima vez, y ¿será así?, esa música sonará y ese coro cantará y te manifestarás en luz, cantando acerca del rostro de Dios, que eres tú. No puedes evitarlo, está lleno de júbilo, lleno de júbilo, no está lleno de reglas.

Ese es el mensaje de Kryon, está lleno de Unidad, Yo Soy Kryon y he hablado a través de mi socio durante dieciocho años y nunca le he dicho a nadie, a ningún humano, que yo soy la única fuente a la que deberían escuchar, porque hay partes de Dios por doquier. Hay personas que están canalizando en muchísimos lugares, con información profunda, hombres y mujeres.

Juntémoslos, unifiquemos estos mensajes para sacar un mensaje más amplio y aún así ponéis muros alrededor de cada uno y dices no, no vayas a ver a ese otro. Pero escucha, si cualquier canalizador te dice alguna vez esto, aléjate de él, porque eso no viene de Dios.

Dios eres tú, familia, y Dios es todos y está abierto a todos y os necesitéis mutuamente, de una forma muy grande. Ese siempre ha sido mi mensaje y lo seguirá siendo.

Sería un buen momento para la sanación, ¿verdad? Por tanto, ¿quién es el que comenzará a comprender quién es? ¿Quién soy yo? Y que pasará si tú te sanarás a ti mismo, ¿es demasiado grandioso? ¿Lo permitirías? ¿Realmente tienes que preguntarme a mí? ¿Te haría mejor preguntarme?, pero yo no tengo la respuesta, o sea, tengo la respuesta pero no tengo la sanación. ¿Es aceptable esto? Puedes entrar en ti y ver tu majestuosidad. Es demasiado duro Kryon, es muy difícil. Prefiero venir a un sitio, sentarme ahí y hacer que Dios me toque. Bueno, es lo que acabo de invitarte a que lo hagas.

Redispone tu pensamiento, sácalo fuera de la tercera dimensión. Al menos comprende que este sistema es parte de ti y está preparado para la sanación, para la cual has venido. Reclama, reivindica tu maestría y comprende que eres parte de esta Tierra y de este sistema. Solo puedo invitarte, no puedo tocar tu corazón, ni puedo hacer que tu cerebro piense en una forma diferente a la que tú quieres que piense.

Es un lugar seguro, sí, hay ángeles aquí, hermosos ángeles, no tienen piel y alas y sus nombres son canto y luz. Son los que vinieron esta mañana, son partes y elementos de lo que tú consideras tu linaje. Algunos de los que habéis amado y perdido en este planeta, están aquí. ¿Lo dudas acaso? Te invito a que los huelas, ya sabes lo que es eso, has pasado años con ellos y sabes como huelen, sabes que sus esencias individuales flotan por el aire, escucha la emoción de sus corazones con el tuyo.


Porque si lo que yo os he dicho hoy es verdad, caminas con ellos cada día, en ese espacio ínterdimensional que llamáis el otro lado del velo. Deja que te miren ahora, y que te digan “Bien hecho, hijo, estamos orgullosos”, y no diríamos esto si no fuera así. ¿Es demasiado grandioso para ti?, bueno, aún hay más.


Y así es!

Kryon



Continuará.....