Mensaje 189 del Arcángel Gabriel canalizado por Asriah el 13/03/2008


Mensaje 189 del Arcángel Gabriel canalizado por Asriah el 13/03/2008

BENDICIONES
Arcángel GABRIEL 13/03/2008
Bendiciones.
Infinitas bendiciones para todos ustedes que están creciendo en Luz en el planeta Tierra.
Es una tarea deliciosa, aunque ardua en ocasiones. Es un ascenso paso a paso desde lo más oscuro, desde lo más primitivo y desalineado, hasta la Luz y el Amor Uno.
Poco a poco en el transcurso de la evolución humana, hemos visto como se iban encendiendo en el planeta pequeñas luces.
Hoy son tantas las luces humanas que la Tierra resplandece.
Como aun en el espacio-tiempo en el que están enraizados no lo pueden ver, venimos a contarles lo que vemos desde nuestra perspectiva, que es por ahora, más amplia.
Es cuestión de perspectiva. Es cuestión de desde dónde se ven las cosas. Pronto muy pronto serán capaces de verlo y se unirán a la fiesta que todo el Universo celebra.
Esto es algo que ya hemos dicho, sin embargo sigue siendo necesario repetirlo, porque en la dualidad, al crecer la Luz crece también su dual, la oscuridad y muchas “luces” se desaniman.
Los dos polos han de crecer hasta fundirse en uno, hasta volverse uno, hasta volver al origen, a la fuente de Todo Lo Que Es.
Es parte de un proceso natural necesario. Observen sin temor, sin juicios.
En cierto momento cercano de la historia humana, el polo oscuro predominaba de tal forma que parecía que la humanidad no podría volver a la unidad desde la experiencia terrestre.
La oscuridad creció hasta sobrepasar el punto de equilibrio. El equilibrio luz-oscuridad se alteró y se perdió el ritmo natural.
Esa información está grabada en sus células mismas, y es una información que los atemoriza. Es el recuerdo de que “no lo iban a lograr”.
Sin embargo eso fue cambiado por el ser humano que en cierto momento decidió recuperar la posibilidad de retornar a la unidad concientemente y recomenzó el crecimiento de la Luz en condiciones “aparentemente” imposibles.
Hoy la Luz crece y se expande maravillosamente, y además se reinstauró el ritmo natural, por el cual la oscuridad crece correspondientemente.
La fusión Luz-Oscuridad en la Tierra, será un evento extraordinario, esperado, admirado y celebrado en todo el Universo.
Manténganse en su tarea de hacer crecer la Luz.
Irradien Luz-Amor con alegría y absoluta confianza.
Son ustedes muy bendecidos.

En el gozo del Amor Uno con ustedes siempre
Gabriel