Mensaje del Maestro Maitreya


Mensaje del Maestro Maitreya

Mayo 5/2008 / 10:52 p. m. – por Enriqueta Jiménez V.

En la medida en que dejen el pasado de todas las vivencias, así como también las culpas que no les permiten soltarse, en esa medida es la liberación que alcanzan cuando sueltan desde el corazón.

Yo soy Maitreya mis queridos, y vengo a deciros: ¡Perseveren! Ya no se resistan más, suelten el yugo que pesado es; les queda poco tiempo lineal para que su cuerpo físico, mental y emocional, alcance su vibración máxima.

Amor mis queridos, amor es el elixir, es la clave que los llevará a la totalidad, Padre-Madre, que es el principio y el fin.

Les pedimos que ya no se ausenten más de sus centros, ¡Manténganse en vigilia y permanezcan! El letargo ha sido prolongado mis queridos, y es importante que reconozcan su origen, sólo suelten los apegos y armonicen el externo con su verdadero YO.

Estamos con ustedes, no detrás, sino a un costado, físicamente hablando, ¡pero queridos, estamos en ustedes porque somos unidad! Y desde el UNO, ¡Sean! Centradse pues en verdad, que el tiempo lineal se acorta, y debéis estar preparados para el retorno a la luz.

Ya no os falta nada qué aprender porque todo está en vosotros, ya no hay más nada que esperar porque ya llegó el tiempo que ha sido esperado por todos; más no todos estáis preparados aún, falta la Esencia Verdadera, el AMOR, vemos que muchos de ustedes servidores de la Luz, siguen detenidos en esas emociones de baja vibración, como son: ¡El celo entre ustedes mismos que deben ser ejemplos! Les corroe la envidia, rencores que no han soltado; ¡No sean duros con ustedes mismos, libérense!

Todos, habéis acumulado grandes tesoros y dones que el Padre-Madre creador os ha conferido desde su creación, todos sois iguales en la unidad y no debéis deteneros más, dejad que fluya el efluvio Divino mis queridos, ¡dejad que SEA!

Es el comienzo de formar las comunidades de luz y debéis ser la luz misma; ¿cómo queréis dar si no aceptáis lo que sois? Perdonadse a sí mismos primero, y soltad las cadenas que aún mantenéis, esto, no os permite crecer, y estad libres para cuando el momento que habéis esperado llegue. Trabajad en su centro, a eso llamamos nosotros trabajo, de estar en su centro corazón siempre, ¡y tomad comando, ha llegado la hora!

Unificaos mis queridos como UNO SOLO, y aprended a amar, amaos los unos a los otros, esa es la ley. El amor, vence toda limitación; esos apegos que aún retenéis algunos, son de la 3ra. Dimensión ¡Y debéis estar más arriba!

Yo les convoco para sean, para que verdaderamente expandan la luz que llevan dentro.

Yo soy Maitreya y vengo en la radiación del UNO con ustedes.

¡Seguid trabajando en sus Centros!