Resolviendo los Problemas del Mundo


Resolviendo los Problemas del Mundo
Por Neale Donald Walsch
3 de Junio de 2008

Traducción: Margarita López
Edición: El Manantial del Caduceo
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm


El mundo enfrenta una extraordinaria gama de problemas, como todos sabemos. Pero aquí hay algo que no sabemos: ¿Quién está trabajando para resolverlos?

Parte del problema con los problemas es que hay tanta gente que parece que no quiere hacer nada al respecto. Por lo general, esto es porque creen firmemente que no HAY ningún problema; que los que DICEN que sí, lo están inventando todo.

Otros están claros que sí HAY un problema – hay muchos, de hecho, ahora enfrentando la humanidad, a su juicio – pero no saben qué pueden hacer sobre ellos. Lo cual nos lleva a la pregunta crítica: ¿Quiénes somos y qué estamos haciendo aquí?

Quiero decir, como seres humanos. ¿Quiénes somos? ¿Cuál es nuestra posición en el esquema general de las cosas? ¿Y qué estamos haciendo aquí en la tierra? Quiero explorar este tema, y algunos grandes temas acerca de la Vida, en este espacio en los próximos días, bajo el título general de una serie de blogs: Mirando de Cerca a la Vida. Voy a ahondar en algunos de los escritos en la serie de libros Conversaciones con Dios, usándolos como referencia, al hacerlo.

Vamos a empezar por discutir Quiénes Somos.

Yo creo que éste es un viaje del alma en el que estamos, que no tiene nada que ver con el cuerpo humano. No tiene más que ver con tu cuerpo que una repisa que tú construyes tiene que ver con el martillo y serrucho que utilizaste para construirla. Al igual que el martillo y serrucho, tu cuerpo no es más que tu herramienta. Nada más. Simplemente eso.

Puedes utilizar esta herramienta para satisfacer tus propios caprichos personales o para ayudar a todo el mundo. Esa elección es tuya.

Si piensas que eres tu cuerpo, podrías tener la tentación de tomar la primera opción. Si crees que tu cuerpo es algo que tú tienes, no algo que tú eres, puedes ser inspirado para tomar la segunda opción.

Por lo tanto, es importante recordar siempre quién eres. Di tres veces al día, mañana, tarde y noche: “Yo no soy mi cuerpo. Mi cuerpo es lo que tengo, no es lo que soy.”

Esto te ayudará a mantenerte enfocado en tu verdadera identidad, tu verdadero propósito para estar aquí, tu verdadera razón de vivir, y el propósito de la Creación Personal misma.

La Creación Personal, como yo la llamo, es un proceso de enfoque de energía que puede utilizarse para traerte cada cosa maravillosa en la vida, cualquier cosa en absoluto que desees. También es cierto que tú te defines a ti mismo por lo que dices que deseas. Y también es verdad que el proceso funciona mejor, y más rápido, cuando deseas para los demás lo que deseas experimentar para ti mismo. Como lo he explicado anteriormente, esto se debe a El Efecto Multiplicador.

Lo que somos es pura energía. La energía es la Esencia de la Vida Misma. Somos energía, y estamos trabajando con energía. Somos una forma de energía, trabajando con otras formas. Cuando todo está dicho y hecho debemos darnos cuenta de que simplemente estamos trabajando con energía en bruto. Los pensamientos son energía. Las cosas son energía. Las emociones y sentimientos y experiencias son energía. La vida es energía expresada. Dios es energía.

Todo es energía.

Cuando deseas para todo el mundo lo que deseas para ti mismo – paz, alegría, sabiduría, felicidad y amor – tú multiplicas la energía que envías. Esto se llama El Efecto Multiplicador.

Cuando haces esto al mismo tiempo que muchos otros lo están haciendo, multiplicas tu multiplicación. Has incrementado exponencialmente tu Potencial de Impacto. Literalmente, has aprovechado el poder de Dios. (“Donde dos o más estén reunidos, allí estoy yo”)

Esto es importante, porque en lo que respecta a los desafíos que enfrenta el mundo, el axioma es:

La Energía Que Crea La Solución Debe Ser Igual A La Energía Que Genera El Problema.

Copyright © Neale Donald Walsch. Todos los derechos reservados.

Este mensaje fue publicado originalmente en
http://blog.beliefnet.com/conversationswithgod/2008/06/solving-the-problems-of-the-wo.html