Resolviendo los Problemas del Mundo


Resolviendo los Problemas del Mundo
Por Neale Donald Walsch
3 de Junio de 2008

Traducción: Margarita López
Edición: El Manantial del Caduceo
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm


El mundo enfrenta una extraordinaria gama de problemas, como todos sabemos. Pero aquí hay algo que no sabemos: ¿Quién está trabajando para resolverlos?

Parte del problema con los problemas es que hay tanta gente que parece que no quiere hacer nada al respecto. Por lo general, esto es porque creen firmemente que no HAY ningún problema; que los que DICEN que sí, lo están inventando todo.

Otros están claros que sí HAY un problema – hay muchos, de hecho, ahora enfrentando la humanidad, a su juicio – pero no saben qué pueden hacer sobre ellos. Lo cual nos lleva a la pregunta crítica: ¿Quiénes somos y qué estamos haciendo aquí?

Quiero decir, como seres humanos. ¿Quiénes somos? ¿Cuál es nuestra posición en el esquema general de las cosas? ¿Y qué estamos haciendo aquí en la tierra? Quiero explorar este tema, y algunos grandes temas acerca de la Vida, en este espacio en los próximos días, bajo el título general de una serie de blogs: Mirando de Cerca a la Vida. Voy a ahondar en algunos de los escritos en la serie de libros Conversaciones con Dios, usándolos como referencia, al hacerlo.

Vamos a empezar por discutir Quiénes Somos.

Yo creo que éste es un viaje del alma en el que estamos, que no tiene nada que ver con el cuerpo humano. No tiene más que ver con tu cuerpo que una repisa que tú construyes tiene que ver con el martillo y serrucho que utilizaste para construirla. Al igual que el martillo y serrucho, tu cuerpo no es más que tu herramienta. Nada más. Simplemente eso.

Puedes utilizar esta herramienta para satisfacer tus propios caprichos personales o para ayudar a todo el mundo. Esa elección es tuya.

Si piensas que eres tu cuerpo, podrías tener la tentación de tomar la primera opción. Si crees que tu cuerpo es algo que tú tienes, no algo que tú eres, puedes ser inspirado para tomar la segunda opción.

Por lo tanto, es importante recordar siempre quién eres. Di tres veces al día, mañana, tarde y noche: “Yo no soy mi cuerpo. Mi cuerpo es lo que tengo, no es lo que soy.”

Esto te ayudará a mantenerte enfocado en tu verdadera identidad, tu verdadero propósito para estar aquí, tu verdadera razón de vivir, y el propósito de la Creación Personal misma.

La Creación Personal, como yo la llamo, es un proceso de enfoque de energía que puede utilizarse para traerte cada cosa maravillosa en la vida, cualquier cosa en absoluto que desees. También es cierto que tú te defines a ti mismo por lo que dices que deseas. Y también es verdad que el proceso funciona mejor, y más rápido, cuando deseas para los demás lo que deseas experimentar para ti mismo. Como lo he explicado anteriormente, esto se debe a El Efecto Multiplicador.

Lo que somos es pura energía. La energía es la Esencia de la Vida Misma. Somos energía, y estamos trabajando con energía. Somos una forma de energía, trabajando con otras formas. Cuando todo está dicho y hecho debemos darnos cuenta de que simplemente estamos trabajando con energía en bruto. Los pensamientos son energía. Las cosas son energía. Las emociones y sentimientos y experiencias son energía. La vida es energía expresada. Dios es energía.

Todo es energía.

Cuando deseas para todo el mundo lo que deseas para ti mismo – paz, alegría, sabiduría, felicidad y amor – tú multiplicas la energía que envías. Esto se llama El Efecto Multiplicador.

Cuando haces esto al mismo tiempo que muchos otros lo están haciendo, multiplicas tu multiplicación. Has incrementado exponencialmente tu Potencial de Impacto. Literalmente, has aprovechado el poder de Dios. (“Donde dos o más estén reunidos, allí estoy yo”)

Esto es importante, porque en lo que respecta a los desafíos que enfrenta el mundo, el axioma es:

La Energía Que Crea La Solución Debe Ser Igual A La Energía Que Genera El Problema.

Copyright © Neale Donald Walsch. Todos los derechos reservados.

Este mensaje fue publicado originalmente en
http://blog.beliefnet.com/conversationswithgod/2008/06/solving-the-problems-of-the-wo.html

El Poder Personal y el Poder de Dios


El Poder Personal y el Poder de Dios
Por Neale Donald Walsch
Categoría: Mirando de Cerca a la Vida
5 de Junio de 2008

Traducción: Margarita López
Edición: El Manantial del Caduceo
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm


Muchas personas están de acuerdo en que Dios trabaja en las vidas de los seres humanos. Pero la pregunta es: ¿Cómo? ¿A través de la intercesión no solicitada? ¿A través de milagros que le han suplicado? ¿A través de oraciones contestadas?

¿Y qué hay de los problemas del mundo? ¿Trabaja Dios con el mismo mundo para resolver esos dilemas? Y de nuevo, si es así... ¿cómo? ¿Y qué papel, si acaso alguno, tiene un simple ser humano en todo esto?

El martes pasado hablamos en este espacio acerca de algunas de estas ideas, sobre la naturaleza de la Vida misma, y sobre cómo los seres humanos pueden trabajar para resolver los problemas de nuestro mundo. Terminé esa columna con la declaración...

La Energía Que Crea La Solución Debe Ser Igual
A La Energía Que Genera El Problema.

Pasando de allí, me doy cuenta que Albert Einstein una vez observó que no se puede resolver un problema usando la misma energía que lo creó. Eso es cierto. Debe ser un tipo diferente de energía, pero debe ser de la misma intensidad.

Ya sea que llames a las herramientas que utilizas para crear esta intensidad energética, oración, meditación, pensamiento positivo, Creación Personal, el Mecanismo de Manifestación, la “fórmula”, el “misterio” o el “secreto”, todos ellos son la misma cosa. Todos ellos son parte de un proceso que nos puede llevar a una mayor felicidad. Todos ellos son un funcionamiento, una puesta en uso intencional, del proceso de la vida misma, la manera del universo.

Este es el proceso de Dios. Esta es la forma en que Dios se mueve. Émile Coué llamó a este proceso “autosugestión optimista”. La aplicación de su familiar autosugestión consciente, “Día tras día, en todos los aspectos, me va mejor y mejor” (Tous les jours à tous puntos de vue je vais de mieux en mieux) es el ejemplo más conocido de lo que generalmente se llama Couéismo o el método Coué, de acuerdo con los escritores de Wikipedia, que también nos dicen:

“En 1913 Coué fundó la Sociedad de Psicología Aplicada de Lorraine. Su libro Auto-maestría a Través de la Autosugestión Consciente causó sensación luego de su publicación en Inglaterra en 1920 y en los Estados Unidos dos años más tarde.”

Dichas “revelaciones” siempre han causado sensación – tal como la revelación de “el secreto” está causando hoy en día. Sin embargo, siempre la sensación tiende a morir, y el mundo vuelve a sus Viejas Maneras.

Históricamente, la humanidad se ha animado a sí misma con un rayo de esperanza, y luego regresado a su tristeza y su angustia, su agitación y su conflicto, su dolor y su sufrimiento. Pues las fuerzas montadas contra las Nuevas Revelaciones a través de los tiempos (y sí, incluso en este tiempo “iluminado”) han abatido el mensaje de empoderamiento personal interior a favor de un edicto de dependencia continua en fuentes exteriores – es decir, religión, gobierno, y Quienes Están A Cargo.

Esa ha sido la historia, pero todo eso puede cambiar si nosotros mismos nos ponemos en la categoría de Quienes Están A Cargo.

¿Lo hará la humanidad?

Yo creo que la respuesta es sí, y que va a suceder cuando el Poder Personal y el Poder de Dios se reconcilien; cuando uno no devalúe ni deshonre al otro.

Y vamos a hablar más de esto mañana.

Copyright © Neale Donald Walsch. Todos los derechos reservados.

Este mensaje fue publicado originalmente en
http://blog.beliefnet.com/conversationswithgod/2008/06/people-power-and-god-power.html


El Poder Personal y el Poder de Dios – Parte 2
Por Neale Donald Walsch
Categoría: Mirando de Cerca a la Vida
6 de Junio de 2008

¿Quiénes somos? ¿Somos meros seres biológicos? ¿Somos espíritus con un cuerpo? ¿Cuál es nuestra “correcta relación” con Dios?

Dije aquí ayer que, históricamente, la humanidad se ha animado a sí misma con un rayo de esperanza, y luego regresado a su tristeza y su angustia, su agitación y su conflicto, su dolor y su sufrimiento. Pues las fuerzas montadas contra las Nuevas Revelaciones a través de los tiempos (y sí, incluso en este tiempo “iluminado”) han abatido el mensaje de empoderamiento personal interior a favor de un edicto de dependencia continua en fuentes exteriores – es decir, religión, gobierno, y Quienes Están A Cargo.

Esa ha sido la historia, pero todo eso puede cambiar si nosotros mismos nos ponemos en la categoría de Quienes Están A Cargo.

¿Lo hará la humanidad?

Yo creo que la respuesta es sí, y que va a suceder cuando el Poder Personal y el Poder de Dios se reconcilien; cuando uno no devalúe ni deshonre al otro.

El punto que he hecho en cada uno de los libros que he escrito (todos los 22 de ellos) es que el Poder Personal y el Poder de Dios son lo mismo. Esto es porque Dios y Nosotros somos Uno. Esto no es algo que todas las personas pueden aceptar. De hecho, para muchos, esto es blasfemia. Sin embargo, el mensaje de Conversaciones con Dios es claro. No hay separación en el Universo. Todas las cosas son Una Cosa, y la Una Cosa es la Única Cosa Que Hay.

Si esto es verdad, y si tenemos el mismo poder que Dios (aunque, quizás, no en la misma cantidad, no en la misma medida), la pregunta es, ¿por qué la Vida está como está? ¿Por qué las cosas han llegado a estar tan oscuras, tan mal, para tantas personas en la tierra?

La respuesta es que estamos, la mayoría de nosotros, viviendo un caso de Identidad Equivocada. No sabemos Quiénes Somos Realmente. O tenemos miedo de proclamarlo. Hacerlo, en masa, daría lugar a una revolución espiritual global.

Quiénes somos, por supuesto, es Dios. Es decir, somos, cada uno de nosotros, una pieza de Lo Divino, una individuación de la Divinidad, una singularización de la Singularidad. No estamos separados de Dios en modo alguno, sino somos una parte de Dios – y, por tanto, Dios mismo... con todos los aspectos, características y poderes proporcionales de Lo Divino.

No somos “simples mortales”, como algunos nos dicen. Más bien, como nos dicen las Escrituras (para parafrasear aquí): “¿Acaso no se ha dicho: ‘Sois Dioses’?”

Si esto es verdad – y yo creo que lo es – entonces, cada uno de nosotros tiene el poder de crear... porque ése es el poder de Dios. Tenemos el poder en microcosmos que Dios tiene en macrocosmos. Mañana... cómo este poder – el poder de Creación Personal – trabaja... y cómo se lo puede hacer funcionar en tu vida.

Copyright © Neale Donald Walsch. Todos los derechos reservados.

Este mensaje fue publicado originalmente en
http://blog.beliefnet.com/conversationswithgod/2008/06/people-power-and-god-power-par.html