Una Nueva Dispensación-KRYON

Una Nueva Dispensación
Canalización en vivo de Kryon por Lee Carroll

El Caribe – Septiembre 2, 2002


La Forma en que se crea la Energía Manifestada

Querido Humano, voy a darte un postulado –una regla físico espiritual- una regla que ya te dimos antes, pero que nunca oirás lo suficiente. Se refiere a la creación de la energía: Trabajador de la Luz, cada vez que el miedo comienza a crecer en ti y lo anulas con éxito gracias a la sabiduría y al conocimiento que portas, ganas una batalla. Más que eso, en el proceso de anular ese miedo, creaste una tercera energía. Creaste, aparentemente de la nada, lo que nosotros llamamos la tercera energía. Es la "tercera" energía, porque responde a otras dos. Las otras son: (1) la energía de tu conciencia (energía humana) y (2) el desafío ante ti (energía de la situación). Cuando eres capaz de utilizar la (1) para anular o cambiar la (2), contrariamente a lo que podrías esperar, tiene lugar una (3), que es la "nueva energía manifestada". Ella se coloca en la cúspide de esta pirámide de situación (interdimensionalmente). Llámala la "tríada del desafío". Aunque esta energía creada recientemente esté en la cúspide, se la llama energía "de anclaje".

Esta tercera energía se fusiona con la rejilla del planeta y aumenta el almacenamiento de algo que queremos discutir en un momento. La creación actual la energía por parte del Ser Humano afecta a la tierra física. Antes de continuar, fíjense en esto: ¡No los hicimos pasar por una experiencia horrible! Anulen ese pensamiento. En cambio, con la comprensión, ustedes anularon el miedo a la situación. En la anulación del miedo está la manifestación de la solución y la ayuda para el planeta... un verdadero ganar-ganar.

En otras palabras, mirar al tigre a los ojos con gracia, sabiduría y amor hizo que el tigre se echase y se revolcase. ¿Comprenden la diferencia entre un concepto de vieja lucha de "buscar y destruir", contra el nuevo concepto de "buscar y armonizar"? ¿Quién dijo que había que eliminar al enemigo? ¿Y si, en cambio, el enemigo gana comprensión? ¿Les parece demasiado raro? ¿Dicen que va contra la naturaleza humana? ¿Y si esta nueva clase de lucha hace que cambien ambos bandos? ¿Y si en lugar de simplemente destruir lo que no se desea y seguir como antes, ambos bandos ganan algo y cambian? ¡Será mejor que se acostumbren a esta idea, ya que la nueva conciencia "índigo" se basa en eso!

¿Cómo funciona esto en una batalla personal? Permítanme explicarles algo que es interactivo e interdimensional. Haremos lo posible por explicárselos de forma lineal: En el ejemplo de arriba, ¿eliminaron al miedo de su vida? No. Él volverá, ¿saben? Lo que sucedió en cambio es que lo enfrentaron, comprendieron la energía específica que tenía y la dejaron ir. Eso cambió al Humano (parte uno). Salir del miedo crea un cambio celular. ¿Cambió la situación (parte dos)? No lo hizo por sí misma, pero sí, cambió. Lo que sucedió es que la situación cambió con el agregado de la nueva energía manifestada (parte tres). Se creó mediante la nueva comprensión del Humano. Así que realmente tanto la parte 1 – el Humano, como la parte 2 – la situación, cambiaron con la creación de la parte 3 – la energía de solución manifestada. La pirámide está completa. La tríada está completada. Además, vean la tríada en términos numerológicos: Cuando suman 1 + 2 + 3, obtienen 6. La energía simple del 6 es el equilibrio.

Por lo tanto, cada vez que su desafío se encuentra con la falta de miedo y la solución eventual, ustedes están incrementando la energía esencial del planeta. ¿En qué lugar del núcleo de vida del planeta? Aunque quizá no tenga sentido para ustedes, va a la tríada de la rejilla, que está abajo y arriba. Hemos hablado antes de complejidad aquí. Significa que a menudo se les dan sus desafíos específicamente para generar una energía que este planeta necesita desesperadamente. ¿Y quiénes lo harán mejor que los que aman al Espíritu? ¿Quiénes pueden generar mejor esta energía que los que se alistaron para ella? Pero sabemos que en este momento esto parece confuso.

Nunca hubo una época de más confusión para los Trabajadores de la Luz. ¿Se pueden imaginar en un hogar estable durante 20 o 30 años, tal vez? Están cómodos y lo calcularon todo. Ahora les decimos que la casa debe cambiar. Hay que tirarla abajo. Hay que raspar los cimientos a limpio. El nuevo cemento no se adherirá a ellos a menos que tengan integridad. Hay que volver a construir una nueva casa. Tiene un nombre metafórico, y hemos seguido llamándola: "La Nueva Jerusalén" – el comienzo de una nueva era de solución y paz en la Tierra. ¿Y ustedes se preguntan por qué los amamos tanto?



Así que, querido Humano, mientras te sientas aquí en la silla, te decimos que los problemas más insignificantes de tu vida, comparados con otros, son joyas de descubrimiento. Son invitaciones para ayudar al planeta. No se dan como reacción por algo que hiciste mal, sino que se dan más bien como trabajo... algo para lo que diste permiso cuando dijiste: "Quiero llegar a la Tierra en el momento de la transición. Quiero ser parte del cambio al nuevo paradigma. Quiero trabajar y ser parte de la nueva dispensación para la Humanidad." Y, ciertamente, aquí estás.

Te dijimos antes que los Trabajadores de la Luz son distintos. Su poder es tremendo. Son dínamos de luz envueltos en una apariencia ordinaria, que andan por la Tierra con propósito y amor. Ellos generan una energía que no pueden ver, en la que muchos ni siquiera creen, y a la que otros le temen. Tales son los elementos de la batalla que está a mano. ¿Y te preguntas por qué te amamos tanto?

¿Qué son los nudos, votos y juramentos energéticos y cómo los dejo atrás?

¿Qué son los nudos, votos y juramentos energéticos y cómo los dejo atrás?
Son significados, interpretaciones y creencias que hemos fabricado, aceptado como verdad y en los que hemos creído ciegamente por mucho tiempo. Ninguno de ellos es verdad en este plano. Todos provienen de la experiencia de limitación, en respuesta al vacío existencial y a la necesidad que evoca de ella. Todos están amarrados entre sí y enredados al punto en que se hace difícil ver donde comienza uno y termina otro, cuál da inicio a los demás y cuál resulta como efecto del anterior. Parecen ser uno solo e invisible a la mente que no quiere liberarse de ellos.
Los nudos energéticos se encuentran presentes en todas las áreas de la experiencia humana. Son la razón de que no comprendas por qué se te hace tan difícil o esquiva la abundancia natural que te pertenece. Es la causa de los celos, envidias o inseguridades en las relaciones de separación que mantienes y de las que intentas conseguir felicidad inútilmente. Es lo que provoca las molestias, dolores y enfermedades en tu cuerpo que solo responde a la información que envían estos nudos. Es la causa de la confusión, depresión y desesperanza que provoca tu identificación con la falsedad de lo que crees ser cuando te confundes a ti mismo con tu nombre humano.
Imagínate y trata de sentir y recordar el hambre que tenías cuando experimentaste ser un hombre primitivo. Ahí empezaron los nudos que provocan la escasez. Decidiste un significado: no tengo, no hay suficiente y compartiste y te “especializaste” en esa creencia durante cientos de vidas. En esa misma vida, en la caza de tu alimento, quizás fuiste herido o quizás mataron tu cuerpo de ese entonces. ¿Qué decidiste? ¿Qué juraste? “Me protegeré mejor. Nunca me dejaré vencer. El mundo es hostil. Los demás o lo demás te hace daño y te puede matar”.
Mucho después en la época del romanticismo jugaste a ser una dama que creía que el amor humano y el honor eran el cielo (¿Dónde se originó ese nudo?). Buscaste relacionarte con el disfraz de tu amado quien lo más probable, dada la fuerte dualidad de la energía que hacía imposible la completitud en ese tiempo, te mintió, traicionó y hasta asesinó. ¿Qué otras creencias o juramentos se habría inventado dicho príncipe?. ¿Qué otras miles de activaciones energéticas has hecho en las incontables atrocidades de la historia de este juego.
De ahí viene la desconfianza, las defensas y el esforzado control que tienes programado ahora para cada situación y que quizás hasta pasen desapercibidos por parecer tan “normales” ya que todos los tienen y porque “así es la vida”. Una creencia amarra la otra, se enriquece, se hace más “real” todavía, al punto de estructurar toda una forma de vida en la que los objetivos de “felicidad” están claros: sobrevivir y parecer feliz. En este abismo energético te olvidaste de que todo es perfección sublime, armonía invulnerable y bienestar eterno; que eres ilimitado y pleno y que lo mismo son todas las otras partes de la divinidad que compartimos; que no tienes que hacer nada para volver al equilibrio y a la despreocupación.
La intuición y la percepción, las corazonadas y todo lo que informa la mente que tienes ahora ya no son puras. Están procurando los objetivos del mundo, de la identidad que crees estar siendo y en lugar de recordarte quien eres en realidad solo anuda más la triste energía del juego que ya no quieres jugar. Vuelves a experimentar desolación, frustración, imposibilidad y entonces condenas el nudo energético con un juramento: “nunca más esto, de ahora en adelante esto otro”. Es tu aparente castigo, venganza a ti mismo. Decides que el resentimiento sea ahora tu alimento y procuras no equivocarte. A partir de ahí además todo te dará la razón.
¿Cómo dejo atrás estos nudos, votos y juramentos?
Tomando conciencia. No de que has hecho algo malo, que eres culpable por ello o que tus pensamientos tienen una consecuencia de la que no te puedes librar. Nada de esto aplica ahora que la esencia está entrando en este plano y solo podría ser una pérdida de tiempo. Te liberas tomando conciencia de la irrealidad de tus significados. Abriendo espacio para la Realidad. Recordando como es en realidad la vida. Dándote cuenta que la muerte viene de tus creencias incuestionadas. Tomando conciencia en la quietud de la realidad en la que crees y que sigues creando y recibiendo la Esencia que hace que todo florezca y renazca en este mismo plano.
Tu nuevo destino, al que estás accesando en estos tiempos es completamente distinto a la realidad a la que has estado acostumbrado. Ya no necesitas el control de tus creencias viejas. Las defensas que provienen de tus nudos solo hacen que se postergue su manifestación. Ahora es la apertura a un tipo de existencia en que nada puede preocuparte, en la que no existen los problemas ni el conflicto. Ahora solo recibimos milagros, reequilibrios espontáneos y pensamientos maravillosos de nosotros mismos, de los demás y de todo.
La jornada de tus nudos ha sido tan difícil, tan larga y agotadora que ahora generalizas y crees que así mismo debe ser tu liberación de ellos. También te equivocas al respecto. Liberarse es más fácil, rápido y divertido de lo que crees. Al menos, claro que quieras seguir creyendo eso o que no te des cuenta de que sigues creyendo eso.
Deja que sea fácil y que suceda espontáneamente. Deja que todo se dé mientras por fin vuelves a disfrutar de la Eternidad y la Amistad con Todo.


Por Diego Cornejo
http://coachingespiritual.org/